20/04/2024
01:38 AM

Matheu acusa a “politiqueros” de la crisis en Salud

El ministro de Salud manifestó que criticó a los militantes del Partido Libre que mantienen tomados algunos centros asistenciales del país.

Tegucigalpa, Honduras.

Varias personas, entre ellas al menos tres enfermeras del Hospital de El Progreso (público), en el norte de Honduras, resultaron lesionadas este lunes durante una protesta violenta en el nosocomio por parte de un grupo de supuestos campesinos que se lo tomaron desde hace 33 días.

Algunos de los manifestantes, con palos y armas blancas, agredieron a personal del hospital y familiares de pacientes hospitalizados, según denuncias de enfermeras y médicos.

La Policía Nacional se hizo presente con una cisterna con cañón de agua y decenas de agentes provistos de escudos y palos, lo que contribuyó parcialmente a calmar los ánimos en el hospital principal una de las ciudades más importantes de Honduras.

A raíz de la reacción violenta, el personal sanitario decidió declararse en un “paro de brazos caídos” hasta que la Secretaría de Salud le busque una solución al conflicto, el que según denuncias, estaría siendo alentado por diputados como Bartolo Fuentes, del gobernante Partido Libertad y Refundación (Libre), entre otros.

Fuentes ha reiterado que no tiene nada que ver en la protesta de los “campesinos”, pero que les apoya porque reclaman el derecho a la salud y han sido “mal atendidos” en el Hospital de El Progreso.

“Cuello de botella” eléctrico frena inversiones en el valle de Sula

EL PROBLEMA ES DE POLITIQUEROS, DICE MINISTRO DE SALUD

Los manifestantes exigen la destitución del director del hospital, Edgar Murcia, a quien Bartolo Fuentes acusa de “proteger a médicos y enfermeras corruptos”.

Según Fuentes, el director del centro médico también es “incompetente y corrupto”, y debe ser destituido.

El ministro de Salud, José Manuel Matheu, dijo que el problema en el hospital “es de politiqueros, no de políticos”, que “quieren que a la fuerza se nombre la gente que ellos dicen en los cargos de dirección y que les asignen plazas para su gente”.

Añadió que hoy envió a El Progreso una comisión de la Secretaría de Salud, encabezada por la viceministra Nerza Paz, para dialogar con el personal sanitario y los manifestantes, pero sin violencia.

Según enfermeras y otros profesionales del hospital, la decisión de irse al “paro de brazos caídos” será por tiempo indefinido, hasta que el problema sea resuelto y se le garantice seguridad a todo el personal sanitario, pacientes y familiares que llegan a visitarles.

Mata a su hermano y hiere a su hermana en Lempira

Matheu enfatizó en que detrás del reducido grupo de supuestos campesinos, están algunos que “aparentemente son diputados”.

El director del hospital dijo a los periodistas que la ocupación de los supuestos campesinos ha agravado la ya precaria situación del hospital, en el que siempre ha faltado personal, medicinas y otros requerimientos.

Las protestas en el sistema sanitario de Honduras se iniciaron la misma semana que asumió la presidenta del país, Xiomara Castro, el 27 de enero de 2022, con tomas de las oficinas de la Secretaría de Salud en Tegucigalpa y varios hospitales.

Desde entonces, activistas del Partido Libre vienen exigiendo empleo y la destitución de personal sanitario que no haya activado en esa institución política, cuyo coordinador general es el expresidente hondureño Manuel Zelaya, esposo de Xiomara Castro.

Otra de las protestas de hoy en Honduras, con activistas de Libre, fue en el Centro de Salud Alonso Suazo, en Tegucigalpa, tomado desde hace tres días, lo que ha impedido la atención de centenares de pacientes que a diario llegan en busca de atención.

Matan a hombre frente a la iglesia donde se congregaba en Copán

Al respecto, el ministro de Salud indicó que “aquí resulta que todo el mundo ahora es directivo de territorios, que ellos lucharon por el Partido Libre y quemaron llantas (durante los doce años en el poder del conservador Partido Nacional) y que eso les da derecho a exigir lo que quieren”.

“También están pidiendo que se quite a la directora regional porque no les ha dado las 80 plazas que ellos le pidieron. Ella tampoco puede darles las plazas si no tiene estructuras presupuestarias, pero ellos están cerrados en eso y tienen tomado el Centro de Salud Alonso Suazo”, apostilló.