19/05/2024
12:00 AM

Mina asesina: En 2013 murieron 3 obreros en El Corpus, Choluteca

Informe de Ingeomin ordenó el año pasado cerrar la mina.

El Corpus, Choluteca, Honduras.

Tres personas murieron el año pasado en la mina artesanal San Juan Arriba, en El Corpus, Choluteca, donde ahora están atrapados los 11 mineros, recordó el director del Instituto de Geología y Minas (Ingeomin), Agapito Rodríguez.

La mina de San Juan Arriba no está autorizada por el Gobierno para su explotación, dijo Rodríguez después de señalar que en esa zona solamente se han otorgado tres concesiones mineras.

El 22 de julio del año anterior, “una trituradora prácticamente le comió las extremidades” al menor Robert Antonio Corrales Vallejo (17) en esa mina, rememoró el funcionario.

“El 23 de julio de 2013 murieron dos personas más”.

Según Rodríguez, con la muerte de las tres personas el año anterior, la Ingeomin emitió un dictamen técnico, ordenando el cierre y la paralización de los trabajos de extracción, acarreo y molienda del mineral.

Debido a que la Ley de Ingeomin es nueva, no cuentan con el dato preciso de la minería artesanal en el país.

El informe técnico resalta las deficientes medidas de seguridad con que cuentan los trabajadores al hacer la extracción en los túneles, acarrear broza y recuperar el mineral en los molinos.

Cada día, centenares de personas trabajan en esta comunidad como peones en la búsqueda de oro. Unos abren túneles, otros acarrean broza y algunos la pulverizan. Al final, el metal precioso cae en manos de compradores de Choluteca.

Extraer 60 gramos de oro representa un gran sacrificio para los trabajadores, quienes laboran en los túneles a temperaturas muy altas y con riesgo de quedar atrapados, como ocurrió el miércoles anterior, cuando 11 personas quedaron soterradas y se lucha hoy para rescatarlas.

En esta zona, donde no hay empleo, de acuerdo con autoridades municipales, de la búsqueda de oro viven directa e indirectamente alrededor de tres mil familias, que no tienen otra opción de ingreso económico.

Aquí se encuentran lavadores de oro que utilizan técnicas primitivas como el molinete y el cribado, así como otros más creativos.