18/04/2024
01:53 AM

Mesa negociadora del salario mínimo aún no llega a acuerdo

Comisión Tripartita pactó no revelar porcentajes hasta firmar un acuerdo oficial. Falta por definir categoría de 151 empleados en adelante.

    Tegucigalpa, Honduras.

    El estira y encoge para definir porcentaje y tiempo del ajuste al salario mínimo sigue, luego que la mesa tripartita de negociación se reuniera ayer por más de 12 horas en el Cohep.

    Según los empresarios, hasta ahora han quedado definidas las variaciones para las tres primeras categorías, restando la cifras que corresponden a las empresas con 151 empleados en adelante.

    Los integrantes de la mesa tripartita pactaron no revelar los porcentajes hasta que sea firmado de manera oficial el acuerdo salarial. Además, aún deciden si este ajuste será trienal, como ha pujado el sector privado desde el inicio de las conversaciones, o de un solo año, conforme a la intención de la clase obrera.

    “Todavía se está discutiendo la plurianualidad. Creo que la práctica nos ha dado la razón que han sido negociaciones ventajosas cuando han sido por varios años”, dijo Rafael Medina, delegado y portavoz de la Comisión Tripartita del Salario Mínimo.

    No obstante, el sector privado está anuente de negociar el número de años que abarcará el ajuste salarial.

    El también director ejecutivo de la CCIT explicó que hay cuatro categorías por números de empresas y un aproximado de 16 actividades productivas por negociar.

    “El interés es tratar de lograr un acuerdo para que el salario mínimo el número de empleos formales dentro de Honduras”, indicó Medina.

    Pese a la demora en las negociaciones, los integrantes de la Comisión reiteraron que la vigencia del ajuste salario a partir del primero de enero.

    Pedro Barquero, director ejecutivo de la CCIC, confirmó a LA PRENSA que están “muy cerca” de lograr un acuerdo, pero que seguirán el jueves con las negociaciones.

    Análisis

    A criterio de Julio Raudales, presidente del Colegio de Economistas de Honduras (CHE), el incremento del salario mínimo tendría que ser de entre L300 y L600, conforme a la inflación proyectada de un 4% para este año por el Banco Central.

    “Lo que sí creo que no debe ser inferior al incremento esperado de la inflación para 2017, que según el BCH y de acuerdo con el Programa Monetario aprobado el año pasado debe andar entre un 3.5 a 4.5%”, agregó el economista. Raudales dijo que más allá de eso, hay un mayor riesgo de que los aumentos vayan a una escalada mayor en el alza general de los precios.