Tegucigalpa, Honduras

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, aseguró este martes que mañana miércoles es el tercer y último debate de la nueva Ley de Transporte.

'Hoy es su segundo debate y mañana es su tercero y último debate. No es una ley que hemos elaborado de manera unilateral impositiva que pretende irrespetar a los amigos del transporte, por el contrario, creemos que será un enorme beneficio para los hondureños que se dedican a este noble rubro', dijo en conferencia de prensa.

Según Oliva, la nueva Ley de Transporte 'es una ley que tiene situaciones interesantes. Va a ser dirigida por tres directores nombrados directamente por el presidente de la República. Tiene una reforma en el sistema administrativo de forma tal que vamos a garantizar que no haber espacios de corrupción para extender los permisos de explotación, la gente va a pagar de manera directa en las instituciones bancarias', recalcó.

'Es inconcebible que para alguien que vaya a renovar su permiso de explotación esté pagando un rango de cinco mil a diez mil lempiras y de eso solo 250 lempiras llegan a las arcas del Estado. Le vamos a poner punto y final a esto', afirmó.

Declaró que el subsidio va a ser focalizado y se va a entregar una tarjeta prepago a personas de la tercera edad arriba de 70 años, a personas con capacidades especiales y estudiantes.

Apuntó que 'los buses van a estar equipados con wifi, cámaras en tiempo real y con un instrumento de GPS (localización satelital) que permita saber cuando el bus se está moviendo en tiempo real enlazado con el sistema de cámaras inteligentes para tener un elemento disuasivo y además una eficiente acción rápida de las fuerzas de seguridad en caso de que se esté cometiendo un acto ilícito en esos buses'.

Recordó que la ley ha tenido un amplio estudio, un amplio consenso con los representantes del sector transporte.