24/06/2024
01:18 PM

Más de 600 familias han sido evacuadas en el Valle de Sula

Copeco informa que ya empezó a distribuir alimentos y a reforzar con logística las oficinas regionales de San Pedro Sula, Copán y Choluteca.

San Pedro Sula, Honduras.

Más de 600 familias han sido evacuadas de los municipios de Pimienta, Potrerillos y Villanueva en el Valle de Sula, al norte de Honduras, por el incremento del caudal del río Ulúa.

Según el reporte de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) unas 250 familias habían sido trasladas a albergues en el Valle de Sula, pero solo las autoridades municipales de Villanueva reportan la evacuación de 470 familias las cuales han sido trasladas a diferentes albergues del municipio. En esta zona algunas evacuaciones se han hecho pro prevención.

Copeco informó que ya se empezó a enviar ayuda humanitaria y equipos de logística para reforzar las oficinas regionales de San Pedro Sula, Copán y Choluteca y atender a afectados por las lluvias de los últimos días.

Se han enviado tres mil raciones de alimentos, así como colchonetas, paquetes de higiene y de impieza. En coordinación con los organismos de primera respuesta se auxilió a 247 familias que ya son atendidas de los municipios en mención del Valle de Sula. Esta zona del país continúa en alerta roja por el crecimiento del caudal del río Ulúa y Chamelecón.

Autoridades de la Secretaría de Agricultura y Ganadería realizan ya una inspección en el Valle de Sula por la inundación de diferentes cultivos pero aún no hay un reporte preliminar de daños.

Lea: El Chamelecón llegó a su nivel máximo

Copeco informó que también ha enviado raciones alimenticias a las familias afectadas de los municipios de Copán como La Entrada, Veracruz y Dulce Nombre, se habilitó un albergue donde se encuentran unas 50 personas, también, personal de Copeco en coordinación con las Fuerzas Armadas habilitó los accesos desde La Entrada hacia Santa Rosa y el que conduce a Dulce Nombre, que fueron obstruidos por derrumbes.

Personal de la regional del sur se encuentra restringiendo el acceso a la Costa de los Amates, para salvaguardar la vida de los ciudadanos que transitan por esta zona del país, que aún está incomunicada por la crecida del rio Guascorán, pero ya están dos lanchas con motor fuera de borda para agilizar, en coordinación con los Bomberos, el proceso de entrega de asistencia humanitaria a los afectados del municipio de Alianza en el departamento de Valle.