Tegucigalpa, Honduras.

El acceso es restringido, peor que en una penitenciaría, afirman los funcionarios del Comité Nacional de Prevención contra la Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes (Conaprev).

Debido al riesgo que corre su vida en los centros penitenciarios, jueces con jurisdicción nacional han enviado a 63 privados de libertad a ocupar celdas en cinco batallones a nivel nacional: I Batallón de Infantería en Mateo; II Batallón de Infantería aerotransportado en la aldea de Támara; III Batallón de Infantería en Naco, Cortés, y el pabellón en el escuadrón Cobras en Tegucigalpa.

“En los Cobras estuvieron los hermanos Valle y Juvin Alexander, ya todos ellos extraditados. Estos pabellones son muy seguros, celdas individuales y en algunas pueden estar hasta tres privados”, manifestó Orle Solís, comisionado de Conaprev y experto en derechos humanos.

El funcionario, que hasta el período pasado fue diputado en el Congreso Nacional por el partido Democracia Cristiana, confesó a LA PRENSA lo que ha visto en los batallones habilitados para privados de libertad que corren peligro y de cierta manera están muy aislados hasta de sus mismos compañeros.

Mario Zelaya asiste a la iglesia y participa activamente en los cultos

63 presos hay en batallones por medidas de seguridad. Los jueces han enviado a cinco cuarteles a los acusados.
“El exdiputado José Galdámez está solo en una celda; Carlos Montes, Mario Zelaya y Javier Pastor también están solos. Ahí están también Chepe Handal y José Bertetty por el caso del Seguro Social. El alcalde de Juticalpa, Ramón Sarmiento, está con otro privado; creo que es un oficial de la Policía o del Ejército”, afirmó Solís.

Otro de los recluidos en el I Batallón es Carlos Zúniga, exadministrador del Instituto de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp).

“En el otro lado hay 10 celdas más que ocupan los cabecillas de pandillas que trasladaron del centro penal de San Pedro Sula. En Naco, Cortés, hasta hace poco estaba recluido el exalcalde de Yoro, Arnaldo Urbina, pero entendemos que ya fue trasladado al penal de San Pedro Sula. También en Naco está privado de libertad Plutarco Ruiz, acusado por la muerte de la Miss Honduras Mundo, María José Alvarado, y su hermana”.

Los batallones no solo albergan a los acusados por corrupción pública en el caso del Instituto Hondureño de Seguridad Social y del Injupemp, sino a privados de libertad considerados peligrosos y agresivos, como cabecillas de maras y acusados de asesinato.

“En Naco también está recluido el que mató en San Pedro Sula al abogado José Eduardo Gauggel Rivas y su hijo, el diputado liberal Eduardo Gauggel Medina. En el Aerotransportado también hay privados peligrosos. Platiqué con Mario Zelaya en el I Batallón; ahora que va a la iglesia, ha cambiado junto a los demás. Participan activamente en los cultos de la iglesia; Zelaya más”. Un decreto ejecutivo habilita que pabellones de máxima seguridad se puedan manejar en batallones debido al hacinamiento y por seguridad de los privados de libertad. Conaprev visita los cinco batallones una vez al mes.

Mario Zelaya asiste a la iglesia y participa activamente en los cultos

Los pabellones de máxima seguridad en los cinco batallones son de acceso restringido y muy similares en su infraestructura. En las fotos, las celdas del batallón de Naco, Cortés.