03/03/2024
09:15 AM

Marco supera la expectativa de vida de los enfermos renales

El Rivas atiende a 3,000 enfermos en diálisis, cada uno cuesta al Estado 1.5 millones de lempiras al año. El paciente recibe hemodiálisis desde 2001.

San Pedro Sula, Honduras.

Marco Antonio Sabillón desde los seis años padece del síndrome nefrótico, trastorno renal causado por un conjunto de enfermedades, y desde enero de 2001 comenzó con la hemodiálisis.

Con 40 años, con insuficiencia renal crónica, acude tres veces por semana a la unidad de Hemodiálisis del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS). Cada sesión es de cuatro horas.

Marco Antonio cuenta que debido a las diálisis se le han descalificado y deteriorado los huesos, es por ello que ya no puede caminar y tiene que utilizar silla de ruedas. Sumado a la enfermedad renal crónica padece hipertensión.

“Me iban a operar cuando tenía 13 años, pero los médicos dijeron que no resistiría la operación”, recuerda.

Reside en la colonia López Arellano de Choloma, es padre de una adolescente y trabajó unos años en una panadería, pero tuvo que dejar su trabajo y pensionarse para continuar con su tratamiento en el Seguro Social.

En enero de 2017 fue operado en el hospital Ruth Paz mediante una brigada. Eso ha implicado innumerables gastos para su familia. Uno de sus hermanos lo moviliza en su carro al IHSS y el otro lo cuida y espera que salga de su tratamiento.

“Un vecino me dio este carro para que se lo pagara a plazos. Me traigo a mi hermano para el Seguro y mi otro hermano lo cuida, él está pendiente de lo que se necesita y no trabaja para cuidarlo. Cuando no teníamos carro lo movilizábamos en taxi y nos salía más caro”, comenta su hermano José Luis Sabillón.

La familia de Marco Antonio apela a la solidaridad de los sampedranos, ya que urge ayuda económica para solventar algunos gastos. Los ciudadanos que deseen colaborar pueden hacerlo a la cuenta de Banpaís 21-0040-054152 a nombre de José Luis Sabillón o llamar al 9863-1367.

Especialista

Solo en el hospital Mario Rivas hay unos 3,000 pacientes con insuficiencia renal crónica que están en tratamiento de hemodiálisis.

El nefrólogo Manuel Rocha informó que cada paciente le cuesta al Estado L1.5 millones. La insuficiencia renal está asociada a la diabetes y la hipertensión. Recomendó una alimentación saludable, hacer ejercicio, no fumar ni beber, así como no ingerir alimentos con demasiada sal. Rocha explicó a LA PRENSA que cuando un paciente comienza a dializarse la expectativa de vida es de unos cinco años. Puede ser mayor, como el caso de Marco Antonio, gracias a los cuidados y el tratamiento.