San Pedro Sula, Honduras.

La falta de inversión, de correctos mantenimientos y de personal está causando que los abonados reciban un servicio deficiente de energía eléctrica, informa el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Stenee) de San Pedro Sula.

Los constantes cortes de energía eléctrica de hasta más de ocho horas está colmando la paciencia de los usuarios, que exigen respuestas concretas a las autoridades.

Boris López, presidente del Stenee, manifestó que dos de los problemas que están afectando gravemente la calidad del fluido eléctrico son la capacidad de potencia y la generación.

“La demanda de la gente hace que se sobrepase la capacidad de los transformadores, se tiene que invertir en la potencia y generación para cubrir la demanda”, dijo.

La falta de inversión también se ve reflejada en los transformadores, ya que muy pocos han sido reemplazados por nuevos.

“El mantenimiento de los circuitos no se da como debería, lo único que se está haciendo son cambios de aislamiento, cortes de ramas sobre líneas primarias. No nos estamos dando abasto”. Agregó que los mantenimientos a medias provocan que haya más fallas en los sistemas.

Debido a los despidos, la Enee cuenta con cinco cuadrillas de cinco personas en cada una para ocuparse del mantenimiento de San Pedro Sula, Choloma, La Lima, Villanueva y Potrerillos.

Pedro Barquero, director ejecutivo de la CCIC, declaró que el sector productivo está siendo afectado con los apagones, porque no todos tienen la capacidad para tener una planta generadora de energía. “Se debe actuar pronto para reducir las perdidas técnicas y no técnicas de la Enee que superan el 30%”, enfatizó.

Daniel Aguilar, presidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), indicó que los pequeños industriales tienen pérdidas por no poder producir durante el tiempo sin energía; además, se atrasan con los pedidos de sus clientes. “Los constantes apagones causan también problemas en las maquinarias, queman motores y otros daños”, concluyó.