Tegucigalpa, Honduras.

Cerca de diez mil alumnos de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) deberán someterse a tutorías obligatorias a partir de este semestre si desean continuar sus estudios superiores en la alma máter.

Esa es la única salida que plantean las nuevas Normas Académicas aprobadas por el Consejo Universitario la semana pasada, con lo que se da vida al 70% para aprobar una asignatura y al 60% como requisito mínimo de permanencia en la Universidad.

Ayax Irías, vicerrector de Asuntos Estudiantiles, dijo que el 17% de los alumnos están en peligro de no continuar en la Unah porque están por debajo del 60% del índice de permanencia.

Los alumnos por debajo del 60%, que equivalen a diez mil, recibirán este reforzamiento todo el tiempo que sea necesario, hasta que llegue el plazo fatal, en 2017, de cumplir con el 60% de estadía, dijo Irías.

El artículo 243 menciona que “para matricularse en la Unah es de requisito obligatorio para todos los estudiantes de grado de ingreso regular (reingreso) e irregular (que se ha retirado en un lapso de tiempo) tener un índice académico global mayor o igual al 60% después del tercer período académico cursado”.

Ese requisito se aplicará a partir del primer período académico de 2105 en el caso de los alumnos de primer ingreso, y para todos aquellos que ya están matriculados en la Universidad tendrán un plazo de dos años para subir su índice al 60%, es decir, que entrará en vigencia a partir de 2017.

Hari Castro, coordinador de la Fuerza Universitaria Revolucionaria (FUR), dijo que la Unah ha reconocido que ha tomado esta determinación porque están al 100% en su capacidad.

“Para ellos es más fácil botar a los estudiantes que construir más aulas y contratar más docentes”, acusó.

Las normas académicas también subrayaron la necesidad de que los estudiantes repitan la menor cantidad de veces posible una asignatura.

El artículo 260 de la nueva norma expresa que “el alumno de grado después de haber cursado una asignatura o experiencia educativa por dos veces, sin aprobarla, tendrá la oportunidad de cursarla, por una última vez, pagando un costo adicional, establecido en el Plan de Arbitrios de la Unah, y el departamento académico respectivo deberá brindarle la asesoría académica necesaria”. Es decir, que el límite de repitencia es de tres veces.