25/09/2022
12:35 PM

Más noticias

Hoy vence plazo de CorteIDH a Honduras para que dé informe sobre garífunas desaparecidos 

El presidente hondureño Juan Orlando Hernández prometió el 31 de julio, hacer justicia ante la desaparición de cuatro miembros de la etnia garífuna.

Tegucigalpa, Honduras.

Este lunes finaliza el plazo que tiene Honduras para garantizar la protección de los pobladores garífunas de la localidad caribeña de Triunfo de la Cruz y dar información puntual de cuatro dirigentes de la comunidad desaparecidos desde el 18 de julio.

El Gobierno hondureño debe entregar un informe completo y detallado de todo lo relacionado con el caso del desaparecimiento de los garífunas Milton Joel Martínez Álvarez, Suami Aparicio Mejía García, Gerardo Misael Tróchez Cálix y Albert Snaider Centeno Thomas.

Una resolución adoptada por la presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Elizabeth Odio, requierió al Estado hondureño a 'que adopte todas las medidas necesarias y adecuadas para determinar el paradero de los desaparecidos, activistas en defensa de los derechos de los garífunas de las localidades norteñas Triunfo de la Cruz y Punta Piedra'.

Relacionada: El “allegado”, pieza clave en el rapto de garífunas

La resolución de la presidente del tribunal continental con sede en San José, también llamó a Honduras a que 'adopte todas las medidas adecuadas para proteger efectivamente los derechos a la vida e integridad personal de los integrantes de las comunidades de Triunfo de la Cruz y de Punta Piedra que desarrollan colectivamente acciones de defensa de los derechos del pueblo garífuna'.

Los cuatro dirigentes locales de la etnia garífuna (afrohondureños) fueron sacados de sus casas por hombres vestidos con chalecos policiales, según testigos. Los cuatro han sido líderes de la movilización de la población local contra megaproyectos turísticos en la comunidad.

Gritan su regreso y con vida

'Vivos se los llevaron, vivos los queremos', fue la consigna que corearon los garífunas el pasado 18 de agosto, cuando bloquearon la carretera que comunica al caribeño puerto de La Ceiba, a la altura de la comunidad de Triunfo de la Cruz, 220 km al norte de la capital.

El mismo 18 de agosto, una comisión de la etnia de origen africano también se manifestó frente a la oficina del estatal Comisionado Nacional de Derechos Humanos en Tegucigalpa.

Los manifestantes fueron recibidos por el comisionado Roberto Herrera Cáceres, quien les prometió hacer gestiones a su favor.

Foto: La Prensa

Integrantes de la etnia garífuna cuelgan un cartel durante una protesta para exigir el apoyo del Conadeh para encontrar a cuatro de sus líderes. Foto AFP
Según informes de prensa, la Policía maneja varias hipótesis sobre la desaparición, incluso que narcotraficantes los habrían secuestrado. El pasado 20 de agosto, Rommel Martínez, director de la Dirección Policial de Investigación ( DPI), dijo que han tenido avances 'bastante esperanzadores' en la investigación del caso de los cuatro líderes garífunas.

Además: Gobierno hondureño promete 'justicia' ante indígenas garífunas desaparecidos

'Sin embargo, por las características del caso hay información que debemos tener en reserva, pero informamos que hemos conformado un equipo de búsqueda y localización multidisciplinaria en la cual se fortalecieron varios operativos con el fin de encontrar el paradero de los líderes garífunas', dijo Martínez.

Estos equipos están conformados por el Centro Antipandillas Trasnacional (CAT), Policía Internacional (Interpol), Unidad Nacional Antisecuestros (Unas) que dispone de la asesoría constante del Buró Federal de Investigaciones (FBI), además cuentan con el apoyo de la Agencia Técnica Investigación (Atic).

'Desde que se tuvo conocimiento del hecho hemos acompañado el proceso de investigación con labores de búsqueda y localización, con el propósito de ubicar a las víctimas e identificar a los sospechosos' agregó Martínez.

También se refirió a la exhumación que se hizo el pasado 29 de julio en un sector montañoso de Tela, Atlántida, donde se presumía podría ser de alguno de los garífunas raptados, días después la propia Policía descartó que el caso tuviera que ver con la desaparición de los garífunas.