20/04/2024
01:38 AM

Frente frío durará 72 horas en Honduras a partir del domingo

Cenoos espera acumulados de lluvia de hasta 160 milímetros en el norte y noroccidente de Honduras.

Tegucigalpa, Honduras.

El territorio hondureño recibirá un frente frío a partir del próximo domingo, 28 de enero, y se extenderá durante las siguientes 72 horas, hasta el martes.

La Secretaría en Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco) ha confirmado la llegada de este frente frío, caracterizado como débil, que ingresará al Golfo de Honduras el domingo por la tarde. Aunque su intensidad pueda ser moderada, la masa de aire frío que lo acompaña se espera que afecte al país durante aproximadamente 72 horas.

Se prevé que los efectos del fenómeno climático se incrementen el día lunes por la noche y el martes, con acumulados de lluvia de hasta 160 milímetros en las zonas montañosas del norte y noroccidente del país.

De acuerdo con el Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos), se anticipa la presencia de vientos frescos y acelerados del norte y noreste, lo que resultará en un notorio descenso en las temperaturas.

En cuanto al estado del mar, se espera que el oleaje esté alterado durante el lunes y martes por la tarde, con alturas que oscilarán entre 1 y 3 pies, alcanzando hasta 6 pies en la costa Caribe.

Cenaos también advierte sobre la posibilidad de lluvias y chubascos débiles a moderados, e incluso fuertes ocasionalmente, especialmente en las regiones del norte y noroccidente del país.

Asimismo, se esperan lluvias y lloviznas débiles en áreas de las regiones occidental, central y oriental, con acumulados significativos en las montañas del norte y noroccidente, llegando hasta 160 mm entre el lunes y martes.

Se prevén rachas de viento que podrían alcanzar los 50 kilómetros por hora en las planicies de la zona sur, lo que podría resultar en la caída de árboles, rótulos y el levantamiento de techos, según las advertencias de Cenaos.

Ante esta situación, la dirección de la Marina Mercante ha solicitado a las capitanías de puertos que apliquen medidas preventivas con respecto a las actividades marítimas de pequeñas y medianas embarcaciones, dada la previsión de aumento del oleaje.