"

Tegucigalpa, Honduras.

El presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, reiteró el llamado a los representantes de los partidos políticos en la cámara legislativa a participar en los diálogos que desde hoy se realizarán para consensuar las reformas electorales.

El Congreso Nacional espera en el corto plazo alcanzar acuerdos con las diferentes fuerzas políticas para asegurar las reformas electorales que se requieren para las elecciones en 2017.

De esta manera se busca garantizar a la población que el proceso electoral del próximo año sea una fiesta democrática, en paz y tranquilidad para que el resultado final no pueda ser cuestionado por nadie.

Oliva recordó que durante tres años ha llamado a la dirigencia de los partidos para que se pusieran de acuerdo en las reformas electorales y trajeran al Poder Legislativo algo ya consensuado, pero hasta la fecha no ha sido posible.

“Exhorto a la clase política a mostrar madurez en estas pláticas y a entender que en una mesa de discusión no se puede ir solo a exigir, sino también a ver qué pueden ceder”, advirtió el titular del Legislativo.

Entre las reformas que requieren del consenso político figuran la Ley de Financiamiento de las Campañas Electorales, la segunda vuelta electoral, la reelección presidencial, el voto electrónico y la incorporación de más partidos al Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Además figuran iniciativas como la elección de diputados por distritos, la transmisión de resultados, la ciudadanización de las mesas electorales, entre otros.

Oliva explicó que el objetivo de la socialización con los partidos es alcanzar acuerdos para hacer reformas a la Ley Electoral de manera que sean posibles, considerando que cada partido tiene su propia agenda diferente al resto, por lo que dificulta homologar expectativas en tan poco tiempo.

Señaló que en un consenso exitoso nunca nadie obtiene todo lo que espera y para ganar algo, se debe ceder algo demostrando madurez.

Dijo que de la apertura y no de la intransigencia de los líderes políticos invitados al diálogo dependerá el éxito de esa ventana de discusión que se abrió.

Aseveró que no se trata de una negociación, sino de un consenso: “No hay acuerdo perfecto, sino consensos inteligentes”.

Respecto a la posición del jefe de bancada del partido Libertad y Refundación (Libre), Manuel Zelaya, en el sentido de que si no hay reformas electorales no habrá elecciones, Oliva manifestó que de su lado hay amplia tolerancia y espera de parte de ellos objetividad y madurez política, al tiempo que increpó que “como él se vanagloria que tiene más de 40 años de andar en política, es el momento de que empiece a demostrar lo que ha aprendido”, expresó.

"