02/07/2022
11:09 AM

Más noticias

La extorsión desangra al Triángulo Norte

Solo el transporte de pasajeros de los tres países les paga a los criminales más de $103 millones al año.

Ciudad de Guatemala.

Los 810 millones de dólares que se pagan por extorsión al año en Honduras, Guatemala y El Salvador, es decir el Triángulo Norte, bastarían para construir cuatro veces el radiotelescopio más grande del mundo que costó $180 millones.

Es tanto lo que se cobra por extorsiones en la región, que aún sobrarían $90 millones si se hicieran cuatro obras como el Radiotelescopio de Apertura Esférica (FAST, por sus siglas en inglés), que este año fue terminado en Guizhou, China, y que maravilla al mundo.

Un equipo de LA PRENSA se sumergió en el mundo de la extorsión en los tres países y se encontró con una pesadilla que agobia a un gran sector de las más de 30 millones de personas que residen en la zona.

Otra forma de entender lo descomunal que es la cifra de cobros por extorsiones en la región es compararlo con el presupuesto de algunas instituciones gubernamentales.

Por ejemplo, si se convierte a lempiras lo que se paga por extorsión en el Triángulo Norte, la cifra es de 18,630 millones de lempiras, lo cual supera el presupuesto de Seguridad de Honduras, que es de L12,999 millones, y también es mayor que el presupuesto de Salud del Gobierno hondureño, el cual es de L14,562 millones.

En los tres países, un alto porcentaje de empresas de productos y servicios son explotadas por los extorsionadores.

El sector del transporte de pasajeros paga más de $103 millones al año, considerando información de dirigentes de organizaciones gremiales consultados por LA PRENSA.

A esa suma, se agrega unos $50 millones de los taxistas y $657 millones de la pequeña y mediana empresa. En el mercado de Jocotales, Guatemala, por ejemplo, un comerciante con tenderete en la calle entrega Q70 ($9.30) a la semana. En Honduras, con la economía menos fuerte de los tres países, existen 1,960,000 pequeñas y medianas empresas, según censo de Gremype. El 20% de ellas paga extorsión.

Logística, bienes y armamento

Según revelan las autoridades de estos tres países, El Salvador es el país centroamericano donde más se paga extorsión, seguido de Honduras y luego Guatemala.

Las autoridades consideran que la mayoría del dinero de extorsiones va a las pandillas, grupos criminales que con este dinero se han fortalecido en compra de logística, adquisición de bienes y armamento. Estudios realizados en Centroamérica señalan que en la región hay aproximadamente 70,000 mareros.

Acción trinacional

El clima de violencia que impera en el Triángulo Norte, producto principalmente de este delito, facilita a los delincuentes intimidar a sus víctimas para que paguen las sumas exigidas por los grupos criminales. Y es que entre estos tres países se registraron 17,465 homicidios el año pasado.

El Salvador fue el país de Centroamérica con más homicidios, con 6,640, seguido por Guatemala con 5,677 y Honduras con 5,148 asesinatos. Muchas de estas muertes son atribuidas a las maras y pandillas vinculadas con la extorsión.

Es por eso que el pasado mes de julio, el presidente Juan Orlando Hernández propuso a los mandatarios de El Salvador y Guatemala unir las fuerzas de seguridad de los tres países para combatir a las pandillas de la región.

En agosto del presente año, un mes después de la propuesta realizada por el mandatario hondureño, el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, y el guatemalteco, Jimmy Morales, firmaron la declaración con la que se creó el “Plan Regional para el Combate a la Criminalidad Organizada Transnacional en los países del Triángulo Norte de Centroamérica”.