20/05/2024
01:51 AM

L1,200 millones necesita la Unah para solventar los problemas del Curla

  • 01 marzo 2024 /

Las instalaciones que se construyeron hace medio siglo, están deterioradas. A pesar de esta crisis este año la matrícula en el centro regional aumentó de 900 a 1,200 estudiantes.

La Ceiba, Honduras

Unos 1,200 millones de lempiras necesita el Alma Mater, para solventar todos los problemas académicos y de infraestructura que enfrenta el Centro Universitario Regional del Litoral Atlántico (Curla).

Las instalaciones de este centro universitario han colapsado: aulas con techos dañados, laboratorios sin los equipos para sus experimentos y animales enfermos, son parte de los problemas que enfrenta, y que el año pasado, estuvo cerrado por una toma de estudiantes que exigieron mejoras, y que hoy las autoridades de la Universidad Nacional de Honduras (Unah) , buscan atender algunas con los pocos recursos que cuentan.

El rector Odir Fernández, visitó el Curla, para conocer los avances que se han hecho desde que él asumió el Alma Mater el pasado 29 de enero. “Esta visita nos permite acercarnos a la dirección, darle nuestro respaldo, establecer algunas actividades inmediatas que debemos realizar, y también darle seguimiento al proceso de carnetización que hemos finalizado dentro del Curla”, indicó.

Sobre los problemas de infraestructura en el Curla, el rector reconoció, que es un desafío grande, “porque hemos identificado que para absorber la problemática, al menos de lo que son techos, necesitamos 1,200 millones de lempiras. Y esos recursos no los tenemos”. De los 6,400 millones de lempiras que la Universidad, recibe del Estado, se destinan entre 400 a 500 millones de lempiras para infraestructura a nivel nacional,

“Y hoy en el Curla se nos presenta un problema de techos que hace 50 años fueron construidos, y eso indica que no hay recursos necesarios. No depende únicamente de las autoridades universitarias; sino también de las autoridades de país”, lamentó Fernández. Con los recursos que tienen, se están resolviendo los problemas inmediatos en algunos techos e infraestructura, “también estamos fortaleciendo una red eléctrica en ciertos sectores, que es un problema dentro de la región”, mencionó.

A pesar de la crisis que poco a poco va superando el Curla, su población estudiantil sigue creciendo, el año pasado la matrícula fue de unos 900 estudiantes, “y ahora tenemos arriba de 1,200 matriculados, estamos apostando que para el segundo periodo tener unos 1,500 y al tercer periodo 2,000 estudiantes”, expresó Gustavo Álvarez, director del Curla. Para lograr esas metas, se está trabajando con una planificación, “en la parte de promoción, vamos abrir nuevas carreras, como el técnico universitario en el cultivo sostenible de la palma aceitera y en aguas. Y en el corto plazo lo que son los posgrados”, anunció.