27/01/2023
09:16 PM

Más noticias

Incautan casa donde residía Mario Zelaya, exdirector del IHSS

  • 24 junio 2014 / 01:06 AM /

También fueron incautados cuatro apartamentos que habrían sido adquiridos con fondos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Tegucigalpa, Honduras.

Una mansión y cuatro apartamentos de lujo decomisó ayer el Ministerio Público como parte del caso de bienes que se adquirieron con recursos desviados del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

Las propiedades están valoradas en L11.5 millones, de los que tres millones corresponde a la residencia y 8.5 millones a los cuatro apartamentos que están en Condominios Horizontes.

“La casa junto con los apartamentos, según información que nosotros tenemos, fueron adquiridos con dinero del Seguro Social y pertenecen a personas y empresas naturales y jurídicas relacionadas con los exfuncionarios del Seguro Social”, dijo Rolando Argueta, director de Fiscalías del Ministerio Público.

Extraoficialmente se mencionó que en la casa incautada vivió Mario Zelaya o estuvo a su nombre en algún momento, pero este extremo no fue confirmado.

Esta operación se hizo en la misma colonia donde vive el presidente Juan Orlando Hernández.

Según Argueta, las investigaciones apuntan a que ciertos exfuncionarios del IHSS tuvieron “una relación comercial, nosotros diríamos, de carácter ilícita” con las empresas que figuran como dueñas de esas propiedades “en razón del origen ilegal de los dineros”. En la supuesta residencia de Zelaya se hizo una búsqueda de documentos y otras pruebas relacionadas con desfalco.

El paradero de Mario Zelaya es desconocido y sobre él pesa una orden de captura por un juicio que se le entabló por la compra sobrevalorada de boletos de avión; pero también se le investiga por otros casos más graves de malversación, incluyendo el desvío de dinero para la compra de bienes de forma ilícita.

Valores mayores

Aunque en las escrituras de las cinco propiedades ayer incautadas se establecen que tienen un costo total de 11.5 millones de lempiras, el valor real de mercado sería de 22 millones, consideró Argueta.

Luego de allanar esos bienes, la Fiscalía entregó los mismos a la Oficina Administradora de Bienes Incautados (Oabi), del Poder Ejecutivo, que se encargará de hacer el avalúo oficial de los mismos.

Con esta nueva incautación ya suman 29 las propiedades decomisadas por suponerse que empresas de bienes raíces las obtuvieron con recursos que se erogaron del IHSS mediante contratos de bienes y servicios irregulares. Todas las propiedades tienen un valor de unos 165 millones de lempiras, dijo Rolando Argueta. Además de los inmuebles, también se han incautado tres lujosos carros blindados, que igualmente se transfirieron a la Oabi.

Testaferros

El IHSS erogó unos cuatro mil millones de lempiras en contratos, y de ese valor se estima que unos 1,600 millones corresponden a costos sobrevalorados, y parte de esos fondos fueron utilizados para la compra de diversas propiedades.

Algunos exempleados conformaron “empresas de maletín” y luego firmaron contratos de suministros de bienes y seguros con el IHSS que no fueron honrados, pero sí recibieron el dinero.

Estas “empresas de portafolio” traspasaron los capitales a compañías de bienes raíces, que eran dirigidas por esposas de exfuncionarios del Seguro y otros, y lo utilizaron para comprar los bienes inmuebles que han sido decomisados.

Parte de los recursos malversados del IHSS se usaron en compra de viajes a Estados Unidos y Europa para que familiares de los entonces funcionarios de la entidad observaran encuentros deportivos y espectáculos musicales.

El director de Fiscalías dijo que el Ministerio Público tiene en la mira más bienes que serán decomisados.
“Continuamos con la investigación en torno a los bienes inmuebles que pudiesen ser identificados y podrían ser objeto del aseguramiento e incautación... Tenemos otros datos importantes y en el transcurso de los días el pueblo hondureño se dará cuenta del aseguramiento de más propiedades que fueron comprados con dinero del Seguro Social”.

Hay al menos dos propiedades en Estados Unidos que se supone también fueron compradas con recursos originados de la estafa al Seguro Social y sobre los cuales se ha iniciado un proceso para lograr su incautación.