24/02/2024
09:52 PM

Cortés recibe la mayor cantidad de remesas de hondureños

Honduras recibirá entre $4,500 millones y 5,000 millones al final de 2018. El promedio mensual que envían los hondureños al país es de 441.4 dólares, según datos del Banco Central

    Tegucigalpa, Honduras

    Alrededor de 4,350 millones de dólares recibió Honduras en 2017 en concepto de remesas, lo que representó para el país el 18% del producto interno bruto (PIB), y, según proyecciones, para 2018, esa cifra aumentará entre 150 millones a 200 millones de dólares.

    Hasta octubre de este año, las transferencias que realizan los hondureños desde el extranjero sumaron $3,982 millones, que equivale a 96,000 millones de lempiras, según el Banco Central de Honduras (BCH). Significa que han enviado 351 millones, o sea 9.7% más que en el mismo período de 2017, cuando sumaron 3,631 millones de dólares.

    El 79% de las remesas que reciben las familias hondureñas proviene de Estados Unidos, adonde residen más de un millón de connacionales.

    El 7.9% lo envían de España, el 3% de México, 2.2% de Panamá y el resto de otros países, según cifras oficiales.

    61,698
    hondureños fueron deportados de Estados Unidos y México entre enero y octubre de 2018, el 54% más que el año pasado en el mismo período.

    Las remesas familiares que envían los hondureños en el exterior representan el 18% del producto interno bruto (PIB) del país, indicador que supera los $21,000 millones.

    Una encuesta elaborada por el Banco Central de Honduras (BCH) indica que el 23.6% de los beneficiarios de estas divisas están en Cortés, el 18.5% en Francisco Morazán y el 14.5% en Atlántida.

    Programas de empleos temporales promueve el Gobierno para evitar la salida de hondureños.

    A Yoro llega el 11.2% de las remesas, a Olancho el 7.2% y el 25% restante en todo el país.

    El Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) estima que el año cerrará del 19% a 20% del PIB en concepto de remesas, es decir, que dos de cada 10 dólares de la economía hondureña vienen de las remesas.

    “Desde el año 2000 hemos visto que las remesas familiares representan una importante suma de ingresos para el Estado de Honduras y experimentan un crecimiento año con año”, señaló Ismael Zepeda, analista del Fosdeh.

    De acuerdo con el economista, este crecimiento se debe a dos factores: más gente emigra a los Estados Unidos y por consiguiente más gente envía dinero a Honduras.

    Asimismo, el Banco de México (Banxico) reportó que durante el primer semestre de este año, las remesas enviadas desde ese país a Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua superaron los 25 millones de dólares.

    Guatemala se destacó como el principal receptor de estas divisas con 10.2 millones de dólares, le siguió Honduras con 9.2 millones de dólares y luego El Salvador que sumó 3.4 millones de dólares.

    En los tres países del Triángulo Norte de Centroamérica las remesas fueron las responsables de más de la mitad del crecimiento económico.

    En 2017, el PIB de Honduras creció 3.8%, dos de esos puntos fueron debidos a las remesas (el 60% del crecimiento); en Guatemala supusieron el 51% del 3.3% de alza al PIB, y en El Salvador añadieron el 78% del 2.3% de expansión.

    Deportaciones

    Pese a la dura política migratoria implementada por el Gobierno de Donald Trump que ha causado un incremento en las deportaciones de hondureños, este año se podría cerrar con una cifra histórica en captación de divisas por concepto de remesas familiares.

    Apoyo
    a las microempresas es prioridad para dar respuestas e impulsar a los emprendedores a que generan mano de obra.

    Hasta octubre pasado, 61,698 hondureños indocumentados regresaron deportados, el 54.69% más que los 39,884 repatriados en el mismo período de 2017, según el Observatorio Consular y Migratorio de Honduras. Solo Estados Unidos deportó entre enero y octubre a 23,940 hondureños indocumentados, entre ellos 199 menores.

    Las autoridades migratorias de México expulsaron por vía aérea a 1,404 hondureños indocumentados, incluidos 803 menores, muchos de ellos no acompañados.

    Aporte a los hogares

    En su informe más reciente, el Banco Central indicó que la recaudación de cuatro mil millones de dólares vía remesas representan un 41.2% del total de divisas captadas por las diferentes actividades económicas, lo que reflejó un incremento interanual de 9.7%.

    Según el BCH, en noviembre y diciembre se podrían percibir mil millones de dólares más, para sumar un ingreso histórico de unos cinco mil millones de dólares.

    Las remesas familiares son el principal sostén de la economía hondureña en términos de consumo interno, inversión y de estabilidad de la moneda nacional frente al dólar.

    Al cierre de 2018, las remesas alcanzarán un 21% del PIB, muy por encima de las exportaciones de bienes al mercado internacional.

    Los flujos de remesas familiares en Latinoamérica y el Caribe aumentaron en un 8.7% en 2017, y para este año la tendencia de aumento es también de un 8%. Esos recursos que en su mayoría llegan mensualmente al país van destinados a las mamás que representan el 31.2%. Luego, un 20.5% a los hermanos, 14.2% a papás y un 8.5% a hijos. El restante 25.6% se distribuyó entre cónyuges y otros parientes como tíos, primos, abuelos y amistades (en menor escala).

    En promedio, envían entre 200 y 500 dólares, cifra que aumenta a la par que lo hace la canasta básica en el país.

    Se estima que en Estados Unidos hay más de un millón de hondureños. En la última inscripción en el Estatus de Protección Temporal (TPS) se registraron 45,077 personas.