21/02/2024
04:32 PM

Con sociedad civil deben crear nueva ley de educación integral

  • 31 julio 2023 /

Según el Ejecutivo, la ley, si bien recoge el interés público de contribuir para la educación de las adolescentes, no cumple con la finalidad de brindar educación integral.

Tegucigalpa

La sociedad hondureña está de acuerdo con que la Ley de Educación Integral de Prevención al Embarazo Adolescente vuelva al Congreso y que nuevamente sea consensuada, donde no se le quite derecho a los padres y que los ministerios de Salud y Educación den una orientación sexual acorde con la biología y no con la ideología, manifestó el reverendo Mario Fumero.

El sábado 29 de julio la presidenta Xiomara Castro vetó la polémica ley por considerarla que no cumplía con la finalidad de ser integral y prevenir los embarazos en adolescentes.

Razones por la que Xiomara Castro vetó la Ley de Educación Integral

Para Fumero, “esa ley fue hecha con unas organizaciones alineadas a la ideología de género. A la hora de redactarla no se convocó ni a los padres de familia, ni a las iglesias, ni a los educadores. La ley en un 90 por ciento es buena, es necesaria. Además es imprescindible regular el abuso infantil, la trata de blancas, el embarazo en menores, el tráfico de niños para la pederastia y otras prácticas incorrectas”.

“Vemos que la ley contiene unos vicios, o unas terminologías que podrían prestarse en el futuro para introducir la ideología de género, muchos otros sexos que no sean los biológicos. Hay una diferencia entre la biología que se basa en la fisiología y la ideología que se basa en el gusto de las personas”, expresó Fumero.

Veto

Dentro de las justificaciones del veto se establece que la normativa “recoge el interés público de contribuir para la educación de los adolescentes, pero no cumple con la finalidad de brindar educación integral para la prevención del embarazo adolescente”.

Se explica también en las justificaciones que Honduras tiene la tasa más alta de embarazos en Centroamérica, algo confirmado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), que ha informado que uno de cada cuatro partos es de una menor de 19 años; además, que el país ocupa el segundo puesto en América Latina con el mayor número de embarazos en adolescentes”.

Y que también, “adolece de una respuesta adecuada a los valores inherentes de la educación en el hogar, a las demandas de comunidades de madres y padres de familia, igual que de científicos y médicos especialistas; en armonía con la Secretaría de Educación, Salud, Desarrollo Social y otras”.

El Poder Ejecutivo establece que “es necesario definir el papel de cada sujeto obligado, integrando a los diferentes sectores mencionados desde la formulación de la ley, definición de políticas públicas y medidas adecuadas para la prevención de los embarazos de niñas y adolescentes”.

Presión social

El veto a la ley de educación integral se da una semana después de que las iglesias, padres de familia y sectores de la sociedad civil realizaran sendas marchas en total rechazo.

El proyecto que fue aprobado en marzo en el Congreso Nacional y presentado por la diputada de Libre Scherly Arriaga, bajo el argumento que la ley buscaba “construir currículos de educación sexual adecuados a la edad de los estudiantes para prevenir los embarazos en adolescentes”.

Según la abogada Erika García, representante del Centro de Derecho de Mujeres (CDM), una vez que el proyecto regresó al Congreso es urgente una nueva socialización y aprobación porque lo que está en juego es la vida de miles de adolescentes. Además de la ley se necesita un reglamento, una política pública que sea sumamente estratégica. “Si se trabaja rápido a tasa de natalidad, dentro de unos diez años se espera que bajen”, sostuvo García.

Codina: Una ley mal aprobada puede causar traumas

Tegucigalpa. Las leyes deben hacerse bajo el consenso de todos los implicados, no solo tomando la opinión de determinados grupos; en este caso de la prevención de embarazos es necesaria la versión de especialistas en salud, explicó Helga Codina, presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH).

Para educar a los niños, aunque sea en las escuelas, tiene que ser una persona con las competencias y capacidades: médicos, maestros, psicólogos y pedagogos. También deben formar parte de esa socialización los padres de familia y otros grupos que tengan que ver con la temática, expuso. A su criterio, una ley de esa naturaleza si no se aprueba correctamente más bien puede traumar a los niños y adolescentes.

Tiene que ser una educación adecuada a cada grupo de edad, “no le va a dar la misma información a los de primer grado que a los de quinto y sexto grados, o a los de secundaria o los que van saliendo. Tiene que ser acorde con la edad”, reflexionó. Dijo que el CMH está dispuesto a apoyar a la Secretaría de Salud, y a Educación en ese tema.

Helga Codina es la presidenta del Colegio Médico.