16/07/2024
08:14 AM

Nasralla asegura que alianza política lo llevará a la presidencia

Salvador Nasralla dijo que lo que está conformando es una coalición de todos los partidos políticos de oposición para evitar que Libre continúe en el poder.

TEGUCIGALPA, HONDURAS

El ex designado presidencial, Salvador Nasralla, continúa en su cruzada por conformar una gran alianza con diferentes partidos políticos de oposición, con la cual asegura ganará la presidencia de la República.

El líder del Partido Salvador de Honduras (PSH) se mantiene optimista de cara al próximo proceso electoral que arranca en septiembre de este año con la preparación para elecciones internas de marzo de 2025.

Salvador Nasralla lanza advertencia a Mel Zelaya: “Se viene algo grande”

“Lo que estoy conformando es una coalición de todos los partidos políticos y he estado teniendo muchas reuniones con personas del Partido Nacional y Partido Liberal”, manifestó Nasralla.

Añadió que el movimiento que está aglutinando con diversos sectores políticos y sociales de Honduras “será una alianza estratégica”, de la cual está seguro lo llevará a la presidencia.

Finalmente, dijo que no cederá en caso de que él no sea el candidato de esa eventual alianza política, al tiempo que reiteró que su única intención es evitar que el oficialismo continúe en el poder.

Incursión política de Nasralla

Será la tercera vez, luego de dos intentos fallidos, que Salvador Nasralla buscará la presidencia de Honduras.

Su primera incursión política fue en 2013 como candidato presidencial del Partido Anticorrupción (PAC). En esa ocasión obtuvo el cuarto lugar de la votación.

En 2017, intentó nuevamente como candidato de una alianza con el hoy oficialista Partido Libre.

En esos comicios, Nasralla disputó la presidencia con el exmandatario Juan Orlando Hernández, quien consiguió una cuestionada reelección en medio de denuncias de fraude electoral.

En 2021, Salvador Nasralla fue parte de la fórmula presidencial de la actual presidenta Xiomara Castro. El tiempo en su cargo como designado presidencial fue turbulento y acabó recientemente con su renuncia.