31/01/2023
06:52 PM

Más noticias

Limeños piden agilizar la construcción de la represa El Tablón

Desde las inundaciones por Eta y Iota muchos inversionistas se fueron de La Lima por ser un municipio vulnerable.

La Lima, Cortés.

Empresarios, autoridades municipales y representantes de las comunidades piden al Gobierno agilizar la construcción de la represa El Tablón para acabar definitivamente con el fantasma de las inundaciones.

El fin de semana se reunieron en esta ciudad para plantear la urgencia de la construcción de la represa en el río Chamelecón y así proteger al valle de Sula.

Regístrese aquí para acceder a contenido Premium de LA PRENSA

Martín Cruz, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de La Lima, manifestó: “Solicitamos que se pueda construir la represa porque la zona ya no aguanta más inundaciones, las grandes pérdidas y daños no solo son daños materiales, hay otros daños colaterales con las familias limeñas, por lo que pedimos que nos escuchen y esa represa sea construida”.

Datos

La Unidad de Proyectos de Energía Renovable (Ueper) de la Enee será la encargada de ejecutar la obra en el Chamelecón y estiman que la revisión y actualización de los estudios del diseño de la represa finalizarán en diciembre de 2023.

Con las últimas inundaciones, el municipio de La Lima se quedó estancado y no hay nuevas inversiones. Grandes empresarios y emprendedores han dejado el municipio por ser vulnerable. Marisa Mena, representante del Centro de Estudios del Valle de Sula, explicó que dentro del esquema de elevar el nivel de seguridad del valle, la represa es una obra prioritaria, pero toma su tiempo.

Autoridades de la Enee prevén la construcción de El Tablón en tres años.

El ingeniero Osmín Bautista dijo que “los técnicos hemos identificado desde hace más de 30 años la construcción de las represas y no hemos visto respuesta de los gobernantes, por lo que es importante que La Lima alce la voz y pida que se construya la represa”.

Las fuerzas vivas se reunieron para dar a conocer la necesidad de la represa.

Los pobladores aseguran que las obras de mitigación son importantes, pero no son suficientes para acabar con las inundaciones en el valle.