23/02/2024
12:17 AM

Comienza la restauración de la antigua Audiencia de los Confines

Se requiere una inversión de al menos 5 millones de lempiras para reconstruir la histórica Curia Diocesana que antes fue la Real Audiencia de los Confines después de un devastador incendio.

Gracias, Honduras.

La ciudad de Gracias, en el occidente de Honduras, está en un estado de conmoción mientras se enfrenta a la urgente necesidad de restaurar dos de sus monumentos más emblemáticos: la catedral de San Marcos, y la Curia Diocesana, tras un devastador incendio que dejó pérdidas incalculables en su patrimonio histórico y eclesiástico.

El padre Edwin Herrera, párroco de Gracias, informó que se requieren al menos 9 millones de lempiras para llevar a cabo la restauración de estos icónicos edificios.

La Catedral de San Marcos, que data de 1534 y es considerada el corazón de Gracias, se encuentra en un estado precario debido a la falta de mantenimiento durante más de 30 años.

Hace unas semanas se inició la intervención de los techos del templo, en colaboración con el Instituto Hondureño de Antropología e Historia, para abordar su deterioro. Sin embargo, esta acción se complicó debido a que un incendio suscitado el 14 de agosto, el cual consumió la histórica Curia Diocesana, que antes albergó la Real Audiencia de los Confines.

El incendio añadió complejidad a la situación, ya que la Curia Diocesana, que servía como la oficina administrativa del obispo, albergaba tesoros invaluablemente históricos. Piezas de valor incalculable, datadas entre los siglos XV y XIX, han sido perdidas en el fuego.

La devastación genera un llamado de urgencia para reunir los fondos necesarios y llevar a cabo la restauración tanto de la catedral como de la Curia.

Tras el incendio, con apoyo del Instituto Hondureño de Antropología e Historia, se realiza una evaluación técnica exhaustiva para planificar y estructurar adecuadamente la restauración de estos monumentos.

“Estamos tocando puertas tanto a nivel nacional como internacional. Buscamos la cooperación de la Unión Europea y otras fuentes de ayuda internacional, así como de los hijos de Gracias y de los departamentos de la Diócesis. Hacemos un llamado a la buena voluntad para que se sumen a este esfuerzo”.

Aunque se estima que la restauración de la catedral requerirá una inversión de entre 3 y 4 millones de lempiras, las pérdidas en la Curia Diocesana se calculan en aproximadamente 5 millones. Hasta el momento, no se ha identificado un donante o fondos disponibles.

José Eduardo Álvarez, encargado de control urbano en los centros históricos de los municipios de la región Colosuca, explicó que la restauración e integración de los edificios dañados está regido por el IHAH y su oficina, por lo que la iglesia que tiene clasificación de monumento tipo A, requiere lineamientos específicos sobre todo con el uso de los materiales originales.

”Con respecto a otras categorías como la de la Real Audiencia de los Confines, la normativa permite uso de otros materiales que podrían ser combinados para su restauración”, agregó. En esta emergencia hay presencia de Antropología que determinarán la guía para la restauración de este patrimonio de la nación”.

El proceso de limpieza y restauración está en marcha con la ayuda de voluntarios, incluidos feligreses y soldados del 17 batallón, que se han unido para preservar lo que queda del legado histórico de Gracias.