27/02/2024
06:39 AM

Especialistas japoneses harán un plan para prevenir inundaciones

  • 09 febrero 2024 /

En junio llegarán al menos 10 especialistas, quienes desarrollarán el plan en el valle de Sula, el cual determinará los proyectos requeridos para prevenir desastres.

Tegucigalpa

El valle de Sula es una de las zonas que más se ve afectada por los desastres naturales, como los huracanes. Ante eso es necesario tener una guía que establezca las acciones o medidas que se deben desarrollar para prevenir y evitar daños en la población de esa zona.

En el pasado mucho se ha hablado de la necesidad de un plan maestro para controlar y prevenir las inundaciones en el valle; sin embargo, a la fecha la idea solo queda en pláticas.

Este año podría ser diferente, pues en junio un grupo de especialistas japoneses llegará al país para iniciar con el diseño y la construcción del plan, que esperan se convierta en una guía para las actuales y futuras autoridades gubernamentales frente a los desastres naturales.

Más proyectos

Por medio de la cooperación técnica, el Gobierno de Japón está ayudando a Honduras en la prevención de desastre naturales en el valle de Sula y se espera que el plan sirva como base para otras áreas del país. También se está apoyando en sectores de la capital, específicamente en zonas donde han ocurrido deslizamientos por las lluvias. En cooperación financiera, Japón dará 112 millones de dólares a Honduras, de los cuales 20 millones son para construcción de un puente en la carretera del oriente.

Shino Katsuhiko, representante residente de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (Jica), en entrevista con LA PRENSA dio más detalles sobre el proyecto que vendría a ayudar al valle de Sula.

“Estamos en la última etapa para iniciar, ya hicimos el estudio preliminar y ya diseñamos el proyecto de cooperación técnica. Con ese diseño estamos en el proceso de contratación; entonces estamos viendo que en junio podemos ya recibir un grupo de especialistas japoneses para que hagan todo ese trabajo”, dijo el diplomático.

Los especialistas harán investigaciones y generarán datos exactos, con los cuales podrán establecer un modelo de inundación, eso con el objetivo de “poder hacer simulaciones cuando caiga cierta cantidad de agua, por dónde se corre, dónde se queda, para determinar el impacto que podría tener la zona ante un fuerte desastre”, explicó.

Con los datos que produzca la simulación se determinarán los proyectos necesarios para evitar que la población sufra de inundaciones. A medida los especialistas vayan construyendo el plan, irán definiendo el tipo de proyecto que se ejecutará.

" El problema del valle de Sula es que no tiene canales de desagüe con capacidad suficiente. "

A criterio de Katsuhiko, el gran problema que tiene el valle de Sula es que no cuenta con canales de desagüe con la capacidad suficiente para que el agua que cae durante el paso de una huracán o fuerte tormenta llegue al mar. “Lo más importante en este tema de inundaciones es que el agua que cae en una cuenca salga lo más rápido posible al mar. Si no hay canales de liberación o desagüe, de todas maneras el agua que viene de arriba se queda en toda la superficie, inundando varios sectores”, apuntó.

El proyecto está planeado para una duración de tres años, y a través de la cooperación japonesa se están invirtiendo aproximadamente tres millones de dólares.

Los especialistas asiáticos capacitarán a técnicos hondureños para que el proyecto sea sostenible. Además de la elaboración del plan, Japón analiza apoyar en la ejecución del mismo con la construcción de la infraestructura.