27/02/2024
12:35 AM

El Pozo: de cárcel de máxima seguridad a campo de batalla

  • 20 junio 2023 /

La cárcel fue construida supuestamente para albergar a líderes y cabecillas de maras y pandillas, pero desde su apertura en 2017, unos 15 reos han muerto

San Pedro Sula, Honduras.

Sus muros y recintos están fundidos con concreto hidráulico, sin espacios para las comunicaciones internas, donde cada lugar se encontraba monitoreado por cámaras de seguridad, pero la realidad es otra.

Se trata del centro penal de máxima seguridad El Pozo, ubicado en Ilama, Santa Bárbara, con capacidad para 2,000 reos. Desde que comenzó la construcción del reclusorio en 2014, fue anunciada como una “megacárcel de máxima seguridad, blindada para cabecillas de maras y pandillas”, pero lejos de ser una solución a la crisis penitenciaria del país, el lugar se ha convertido en un campo de batalla que constantemente es el escenario de reyertas que ya han cobrado la vida de más de 15 presidiarios.

Cronología

En marzo de 2017 cuando las autoridades comenzaron con el traslado de los primeros reos a El Pozo, bajo la operación denominada “Arpía II”.Más de 1,133 privados de libertad del Centro Penal de San Pedro Sula fueron los primeros en ocupar las celdas de dos por dos metros de la “cárcel de máxima seguridad”.

Intervienen “El Pozo” en Ilama, Santa Bárbara, tras tiroteos

A este traslado le siguieron los reclusos de las cárceles de La Ceiba, Trujillo, Támara y también de reclusos extranjeros procedentes de Panamá, Colombia y Nicaragua.

El Pozo: de cárcel de máxima seguridad a campo de batalla

No pasó mucho tiempo para que se produjeran los primero enfrentamientos entre miembros de la MS-13 y pandilleros de la 18, sin embrago, estas lograron ser controladas por los efectivos de seguridad.

No sería hasta el 26 de octubre de 2019 cuando se produciría uno de los suceso más grandes ocurrido en El Pozo, la ejecución del narcotraficante Magdaleno Meza Fúnez. Dicho acontecimiento llamó la atención de todos, pues ocurrió solo una semana después de la condena de Juan Antonio “Tony” Hernández en Estados Unidos por vinculación al narcotráfico.

Casi dos años después, el 26 de septiembre de 2021, una nueva reyerta entre miembros de las estructuras criminales dejó como saldo tres reos muertos y un policía herido en la cárcel de Ilama.De acuerdo al informe policial, en esta ocasión los muertos fueron Ariel Romero (36 años), Gerson Josué Reyes (32) y Harold López, de edad no confirmada en aquel momento.

El 7 de abril de 2022 una nueva disputa fue la causa de la muerte violenta de seis reclusos, todos de la pandilla 18, de acuerdo con las autoridades.

Crisis fuera de control

Apenas en febrero de este año otro asesinato dentro de El Pozo sacudió el acontecer nacional, la muerte de Plutarco Antonio Ruiz Rodríguez, el asesino de la ex Miss Honduras Mundo María José Alvarado y de su hermana Sofía Trinidad Alvarado.

Mujer acusada por saqueo del IHSS murió en cárcel de Támara

El Instituto Nacional Penitenciario (INP) confirmó, a través de un comunicado, que Plutarco murió a manos de dos internos. En abril de este año fueron registrados tres enfrentamientos, el primero el 8 de abril, donde hubo al menos un muerto y cuatro heridos. Un tiroteo se suscitó el 19 y dos días después, el 21 de abril, un enfrentamiento dejó 10 heridos y un presidiario fugado desde el hospital donde había sido trasladado.

En agosto de 2022 la presidenta Xiomara Castro decreta emergencia en los centros penales y ordena su desmilitarización, mediante el decreto ejecutivo PCM 03-2022.

El 10 de abril la presidenta Xiomara Castro nombró a la viceministra de Seguridad, Julissa Villanueva como presidente de la comisión interventora del INP, quien desde entonces ha realizado varias intervenciones en diferentes centros penales, sin lograr controlar el ingreso de armas ni las muertes violentas.