Tegucigalpa, Honduras.

La presidente de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (Fenagh), Anabel Gallardo, sugirió que no hay que bajar la guardia ente la peste porcina, aunque no está en el país.

La peste africana es una enfermedad hemorrágica altamente contagiosa que afecta a cerdos domésticos y silvestres ocasionando graves pérdidas económicas y productivas.

Los primeros casos del virus africano han sido detectados en República Dominicana, por lo que todos los países de América Latina se han puesto en alerta sanitaria.

Actualmente, el país no mantiene vínculo comercial de animales vivos, productos y subproductos de origen porcino con República Dominicana, por lo tanto no se realizan importaciones de esta especie; sin embargo, se solicitó al Servicio de Protección Agropecuaria (Sepa) intensificar las medidas de inspección en puertos, aeropuertos y aduanas terrestres para los productos y subproductos de origen porcino de países con presencia de la enfermedad.

Puede leer: Centroamérica y México en alerta por brote de peste porcina africana

La semana pasada se denunció que miles de vehículos no han sido fumigados en los depósitos aduaneros temporales, por lo que Senasa debe ordenar una inmediata inspección para verificar si hay o no fundamento.

$!Foto: La Prensa

La tasa de mortalidad y los signos clínicos pueden variar en función de la virulencia y del tipo/especie de porcino. Foto de Istock
103
millones
de libras de cerdo se consume en Honduras cada año
La dirigente dijo que “en efecto, la Asociación Nacional de Porcicultores emitió hace poco un comunicado en torno al brote de la peste que surgió en República Dominicana”.

“Lo primero que se debe saber es que es una enfermedad viral que afecta a los cerdos y es muy peligrosa porque ataca de manera muy agresiva; sin embargo, es bueno aclarar al pueblo hondureño que no se debe tener miedo de consumir productos de cerdo porque no se transmite por la carne del animal al ser humano”, sostuvo.

“Además nuestro país y Centroamérica están libre de la peste porcina, pero por eso debemos cuidar el estatus sanitario, estando alerta por el ingreso de productos por las aduanas”, enfatizó.

“El objetivo de la Asociación de Porcicultores era el de alertar sobre el ingreso de productos porcinos y así evitar una contaminación. Sé que el Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasa) maneja los protocolos de seguridad ante una amenaza animal o vegetal y creo que es la entidad apropiada para enfrentar la situación sanitaria”, concluyó.