17/08/2022
01:03 AM

Más noticias

Herlinda Bobadilla estará en Fuerzas Especiales hasta su segunda audiencia

El 14 se junio se sabrá si Herlinda Bobadilla es extraditada hacia Estados Unidos, por narcotráfico.

Tegucigalpa, Honduras.

Un juez de primera instancia dictó en las últimas horas arresto provisional contra Herlinda Bobadilla (61), quien está siendo solicitada en extradición por parte de una corte del Distrito Este de Virginia, Estados Unidos.

La audiencia de presentación y evacuación de medios de prueba fue programada para el 14 de junio, mientras tanto, permanecerá recluida en las instalaciones de Fuerzas Especiales, en Tegucigalpa.

Bobadilla, durante la audiencia de información, manifestó que no rendiría declaración y que no tenía abogados privados, por lo que contará con defensa pública.

Relacionada: Herlinda Bobadilla y tres sicarios que daban protección, los capturados en Colón

La Policía de Honduras anunció ayer domingo la captura de Herlinda Bobadilla, del clan de presuntos narcotraficantes Montes Bobadilla, en una operación donde murió su hijo Tito y fueron capturados otros tres integrantes de esta agrupación, en la mira de Estados Unidos.

Estados Unidos los reclama en extradición y ofreció recompensas individuales de 5 millones de dólares por información que llevara a la captura de Herlinda y sus dos hijos, según informó la semana pasada el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Este clan se abastece, transporta y distribuye drogas y blanquea ganancias ilícitas obtenidas del narcotráfico a través de América Central, México y Estados Unidos, de acuerdo con Washington.

Herlinda Bobadilla es considerada la cabeza de la organización narcotraficante.

Desde que en 2017 se arrestó y extraditó al tercer hijo de Herlinda, Noé Montes Bobadilla, condenado a 37 años de cárcel por narcotráfico, su madre y sus dos hermanos Tito Montes Bobadilla y Juan Carlos Montes Bobadilla desempeñaban un mayor “papel de liderazgo” en la organización, añadió.

Esta acción apoya los esfuerzos del gobierno del presidente estadounidense Joe Biden “para combatir los efectos desestabilizadores del crimen transnacional en Centroamérica”, afirmó Price, días después de que el expresidente hondureño Juan Orlando Hernández quedó preso por un juez de Nueva York, tras ser extraditado desde Tegucigalpa, acusado de tráfico de cocaína y uso de armas.

Para fiscales estadounidenses, la penetración del narcotráfico hasta las altas esferas del poder, convirtió a Honduras en un “narco-Estado”.