21/02/2024
01:43 AM

Gobierno de Honduras pagará tasas más bajas en el mercado interno

Economistas consideran que el compromiso acordado con el FMI de emitir deuda en el mercado financiero nacional generará beneficios y evitará riesgos financieros.

SAN PEDRO SULA

El Gobierno pagará menores tasas de interés, reducirá el riesgo cambiario e impulsará la economía si obtiene parte de sus préstamos en el sistema financiero nacional, según economistas.

El pasado 11 de agosto, el Fondo Monetario Internacional (FMI), tras alcanzar un acuerdo de tres años con el Gobierno, informó que “para seguir desarrollando los mercados de deuda interna, las autoridades reanudarán la emisión periódica de bonos del Tesoro y pondrá en marcha una estrategia de deuda a mediano plazo. Esto contribuirá a movilizar el ahorro interno, diversificar las fuentes de financiamiento y emitir en los mercados internacionales de capital. El sistema financiero sigue siendo robusto, pero se ha de seguir realizando una estricta vigilancia de los riesgos”.

Para economistas consultados por DIARIO LA PRENSA, como Wilfredo Díaz, hay razones fundamentales para que el Gobierno y el FMI hayan acordado impulsar la emisión de deuda interna.

“Hay que considerar ciertos elementos para comprender por qué el FMI solicita este punto y por qué puede ser beneficioso para el Gobierno. Para dar un poco de contexto, desde que tomó posesión, la nueva administración gubernamental suspendió hasta le fecha la emisión de bonos del Tesoro en el mercado nacional. Esta era una práctica que tenían administraciones anteriores. Generalmente, estas emisiones de títulos valores eran adquiridas por el sistema financiero nacional, si bien es cierto otros organismos tomaban estos títulos valores, como los fondos de pensiones, en su mayoría eran bancos comerciales”, dijo Díaz, consultor hondureño radicado en Costa Rica.

Díaz le explicó que hay tres razones fundamentales, “la primera: actualmente la estructura de tasas internas en Honduras resulta ser muy competitiva respecto a las tasas en los mercados exteriores. Esto debido a que el Banco Central no incrementó sus tasas de referencia. Entonces, se esperaría que si el Gobierno emite bonos del Tesoro enfrentaría tasas de interés mejores hasta cierto punto a las que podría obtener en mercados internacionales”.

Otro punto técnico que hay que remarcar “es que con la emisión de títulos valores internos, el Gobierno obtiene un financiamiento (además de barato) reduciendo a cero el riesgo cambiario; estos títulos valores serían emitidos en moneda nacional, en lempiras”, no en dólares.

Por otro lado, plantea Díaz, “es importante desarrollar los mercados de deuda en el país. Además de ser una opción de financiamiento, ayudan a que se desarrollen los mercados de títulos valores en general.

Con esto se profundizan financieramente los países, se utiliza los ahorros en diferentes instrumentos, hay más posibilidades de diversificación para los inversionistas (...). Se busca que los gobiernos desarrollen el mercado secundario de deuda, transar los títulos valores del gobierno entre privados, entre diferentes agentes de una economía”.

“A mi criterio, el Fondo quiere que el Gobierno tenga otras fuentes de financiamiento y evite tomar financiamiento del Banco Central. Los esquemas de política monetaria moderna y en general todos los estudios que se han hecho sobre estabilidad macroeconómica y episodios de crisis (...) demuestran que los gobiernos no deben optar por financiamiento monetario. No deberían financiar su operación por medio del Banco Central que generalmente es financiamiento monetario (...). Eso tiene implicancias en presiones inflacionarias. Si bien es cierto la ley del Banco Central permite (es un marco legal que se ha replicado en otros países) en casos de emergencia otorgar crédito al gobierno, este debe ser pagado durante el mismo período fiscal, son préstamos de muy corto plazo. Utilizar reservas internacionales o adquirir créditos con el Banco Central no es una práctica recomendable”, explicó.

Control de deuda

Hasta el 31 de diciembre de 2022, Honduras tenía una deuda pública de $16,817 millones: $8,147 millones de interna y $8,670 millones de externa, según la Secretaría de Finanzas.

En deuda interna, la tasa promedio ponderada de títulos valores alcanzó 9.4%, otras obligaciones en lempiras 5.6% y obligaciones en moneda extranjera 2%. Mientras en deuda externa, la tasa promedio ponderada, 3.5%.

Frente a esas cifras, Ricardo Castañeda Ancheta, economista sénior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI) para El Salvador y Honduras, recuerda que desde el inicio “este gobierno ha intentado reducir los niveles de deuda interna”.

Índice de actividad económica de Honduras crece 2,9 %

“Hay que recordar que los niveles de deuda interna, en el caso de Honduras, han tenido tasas de interés muy altas. El Gobierno había privilegiado especialmente la deuda externa, pero también la deuda con el Banco Central. Básicamente, el compromiso que habría asumido el Estado hondureño es dejar de utilizar tanta deuda con el Banco Central y volver a colocar bonos del Tesoro en el mercado interno, con lo cual ellos esperan justamente movilizar el ahorro interno”.

“Acá más que ver si se va a emitir más deuda interna o externa, la parte clave será el costo de esa deuda. Tenemos que tener presente en el caso de Honduras, una de las principales partidas dentro del presupuesto es el servicio de la deuda, porque la deuda que se ha adquirido es una deuda es muy cara. Posiblemente, al saber que hay un acuerdo con el FMI, las tasas pueden bajar, pero en cualquier caso hay que estar pendiente de esa situación”, dijo.