Tegucigalpa, Honduras.

Personajes a quienes el exdirector del Instituto Hondureño de Seguridad Socia (IHSS) Mario Zelaya les hizo algunos “favores” han colaborado para que este evite ser capturado.

El comandante de la Fuerza de Seguridad Nacional Interinstitucional (Fusina), German Alfaro, reveló que ya se tiene identificado cómo los protectores de Zelaya le han ayudado a fin de esconderlo por varios puntos del país.

“Tiene (Mario Zelaya) tanta gente que ha favorecido que le ofrecen protección; imagínese que el rastro que tenemos de este individuo es un movimiento de largas distancias dentro del territorio, no es fácil seguirle la pista a un individuo de estos que sabe lo que está haciendo”, dijo Alfaro, sin dar detalles de quiénes serían los protectores.

Mario Zelaya fue acusado en febrero pasado por tres actos de corrupción en contra del IHSS.

Las causas están relacionadas con el mal manejo de recursos en la compra de servicios y reconversión de la deuda que tiene el Régimen de Enfermedad y Maternidad con el Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte.

Al mismo tiempo que se interpusieron los requerimientos fiscales se le libró orden de captura, pero la Policía Nacional sigue en la búsqueda del exfuncionario. Sobre el paradero de Mario Zelaya se ha dado mucha especulación.

Algunos rumores apuntan a que Zelaya estuvo algún tiempo en Nicaragua o España y que recientemente regresó a Honduras. Hace dos semanas, las autoridades de la Policía anunciaron que Mario Zelaya sería arrestado, pero no cumplieron.

Nuevamente, el comandante de Fusina hace la misma promesa: “Estamos tras la pista, tenemos gente especializada, esto es cuestión de tiempo en el corto plazo”.

Y a renglón seguido remarcó: “O cae hoy, mañana o pasado, pero tiene que caer”.

¿Muerto?

Periodistas preguntaron al director de la Policía, Ramón Sabillón, sobre un rumor que apunta a la muerte de Mario Zelaya. Este rumor -que circula en redes sociales- es acreditado al asesor presidencial Marvin Ponce. Sabillón se limitó a decir que hasta los momentos no hay “evidencia antropológica de que eso haya sucedido”. El exdirector del IHSS también es investigado por supuesto lavado de dinero, ya que, según la Fiscalía, desvió dinero de la entidad y lo transfirió a testaferros, quienes compraron propiedades.

Se ha identificado media docena de empresas de maletín que recibieron unos 325 millones de lempiras de parte del IHSS.