28/11/2022
08:56 AM

Más noticias

Fuerzas Armadas suspende celebración a Morazán para evitar brote de paperas

Debido a que se detectaron varios casos de parotiditis (paperas) en el cuerpo de cadetes de las FF AA, se cancelaron los actos.

Tegucigalpa, Honduras.

Hoy fueron canceladas las celebraciones que honran el natalicio del paladín de la unión centroamericana, general Francisco Morazán, por parte de las Fuerzas Armadas de Honduras a raíz de algunos casos de parotiditis (paperas) detectados en el cuerpo de cadetes.

Las actividades, que ya estaban preparadas para este miércoles se realizarán tentativamente hasta el próximo 21 de octubre, Día de las Fuerzas Armadas.

'Aunque se detectó una cantidad pequeña de tres o cuatro personas con paperas, se toman las medidas de prevención para salvaguardar al resto de la población que podía asistir a los actos públicos. Tomamos en consideración las recomendaciones de los entes de salud y la Dirección de Sanidad Militar de las Fuerzas Armadas', explicó el capitán Meza.

El comunicado fue emitido por las Fuerzas Armadas de Honduras para informar que las acciones obedecen a las recomendaciones de la Unidad de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, sin embargo, dejaron claro que las demás actividades de la institución armada continuarán su curso normal.

Lea: San Francisco de Yojoa celebra a lo grande su feria patronal

Histórica celebración

Hace 226 años, exactamente el 3 de octubre de 1792, nació José Francisco Morazán Quezada, el ciudadano más ilustre de la historia de Centroamérica.

Tradicionalmente esta fecha se convierte en una fiesta cívica en Tegucigalpa, ya que también coincide con el Día del Soldado Hondureño.

De acuerdo al decreto número 49 que emitió el Congreso Nacional en 1942, en el marco del primer centenario de la muerte del prócer, siempre hubo celebraciones en la capital.

Cada 3 de octubre a las 6:00 de la mañana los capitalinos escuchaban la detonación de 21 cañonazos desde el Cerro Juana Laínez.

De maneras simultánea, arreglos florales y coronas eran colocadas como ofrendas en los lugares donde destacan monumentos en homenaje al general Francisco Morazán.