07/08/2022
06:34 PM

Más noticias

Escrutinio de elecciones en Honduras sigue lento y sin mayores incidentes

La nueva “presidenta electa” Xiomara Castro aventaja en casi 20 puntos al aspirante nacionalista Nasry Asefyra con el 52% de los votos contabilizados.

Tegucigalpa, Honduras.

El escrutinio de las elecciones generales del domingo pasado en Honduras sigue lento, sin mayores incidentes y con Xiomara Castro como virtual presidenta electa con casi un millón de votos con el 53.26 % de las actas recibidas hasta este miércoles en el sistema del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Castro sigue aventajando en casi el 20% al candidato oficialista Nasry Asfura, del gobernante Partido Nacional, quien el martes llegó a su casa a felicitarla “por su triunfo”.

“Me reuní con Xiomara y toda su familia, fui a su casa para felicitarla personalmente. La felicito por su triunfo y, como presidenta electa, deseo que Dios la ilumine y la guíe para que en su administración haga lo mejor para Honduras”, dijo Asfura en un video difundido por su organización.

Castro también recibió el saludo del secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, país que ha seguido de cerca los comicios. El funcionario aseguró que el “pueblo hondureño” tuvo una elección “libre y justa”.

“Los felicitamos a ellos y a la presidenta electa Xiomara Castro, esperamos trabajar juntos para fortalecer las instituciones democráticas, promover el crecimiento económico inclusivo y combatir la corrupción”, dijo en un mensaje en Twitter.

Por su parte, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) ha felicitado a Castro y se ha ofrecido a trabajar con ella. El propio Cohep anunció una reunión con Castro, pero finalmente solo se encontró con el equipo asesor de Libre para dialogar sobre “desarrollo económico, energético y social del país”.

Hacia las 11:00 am de este miércoles, Castro, esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya, (2006-2009), acumulaba 987,670 votos (53.26 %), contra 633,885 (34,18 %) de Asfura, quien lleva ocho años como alcalde de Tegucigalpa.

Xiomara Castro, líder del partido Libertad y Refundación (Libre), llegó a los comicios encabezando una alianza de hecho, acordada en octubre, solo para la fórmula presidencial, con la Unión Nacional Opositora de Honduras (Unoh) conformada por los partidos Salvador de Honduras e Innovación y Unidad-Socialdemócrata.

Después se le sumaron el candidato presidencial independiente Milton Benítez y activistas de otros partidos, como el Liberal, segunda fuerza de oposición que durante un siglo marcó un bipartidismo con el Nacional y que en las elecciones del domingo sufrió su cuarta derrota consecutiva.

Puede leer: Partido Liberal corre grave peligro si no se somete a una reingeniería

La derrota del domingo es la peor que ha sufrido el Partido Liberal, cuya bandera el 27 de enero de 2006 llegó al poder Manuel Zelaya, quien luego de su salida de ese instituto y desde 2011 es el coordinador general de Libre, que surgió ese año.

Para los últimos comicios el CNE habilitó a 5.1 millones de votantes, de los 9.5 millones de habitantes que tiene Honduras.

El CNE registra hasta hoy el 68.28 % de asistencia a las urnas en las elecciones generales del domingo, con 1.9 millones de votos procesados, en una contienda en la que participaron 14 partidos políticos y 12 candidatos presidenciales.

La comunidad internacional ya ha reconodio el triunfo de Xiomara Castro como nueva presidenta de Honduras.

El informe oficial añade que 70,478 votos (3,66 %) fueron nulos y 33,767 (1,82 %) en blanco. Desde el día de los comicios el ente electoral tiene 30 días para dar a conocer los resultados generales.

Para la Misión de Observación de la Unión Europea, los comicios se realizaron en un ambiente de calma pese a los temores previos de posibles enfrentamientos, ante la posibilidad de que una de las partes rechazara los resultados.

“La jornada electoral transcurrió con calma. Los votantes acudieron en gran número mostrando fuerte compromiso por la democracia”, dijo la Misión en su informe; sin embargo, los comicios se caracterizaron “por una gestión muy politizada, unos niveles de violencia política sin precedentes y el evidente abuso de recursos del Estado durante la campaña”, según leyó Zeljana Zovko, líder de la misión.

Recordó que “al menos seis alcaldes, candidatos y activistas fueron asesinados en las semanas previas a las elecciones. La distribución de bonos de ayuda social del Estado aumentó durante la campaña, así como la presión por parte de funcionarios del gobierno a empleados públicos para que asistieran a mítines del oficialismo”.

Lea: Nacionalistas ganan más de 120 alcaldías y Libre 69

La UE, que tuvo 78 observadores en el terreno, detectó que los medios estatales favorecieron abiertamente al candidato de gobierno, mientras que en las redes sociales fueron evidentes la desinformación y el contenido violento sobre los candidatos.

En estas elecciones generales, Libre también se hizo con las alcaldías de las dos mayores ciudades del país, Tegucigalpa (capital) y San Pedro Sula.

Aún falta definir la distribución del Congreso Nacional, de 128 diputados, aunque las proyecciones indican que la mayoría la tendrá Libre.