05/12/2022
05:41 PM

Más noticias

Honduras, a las urnas con un millón menos de votantes que en 2017

En las elecciones pasadas, David M. Batson, presidente del desaparecido Tribunal Supremo Electoral, convocó a 6.2 millones de hondureños.

San Pedro Sula, Honduras.

Honduras celebrará el 28 de noviembre elecciones generales con un censo de 5,182,436 de ciudadanos habilitados, alrededor de un millón menos que los llamados por el desaparecido Tribunal Supremo Electoral (TSE) en los comicios de 2017 en los cuales declararon presidente a Juan Orlando Hernández.

En aquella ocasión, David Matamoros Batson, presidente del TSE, llamó a “6.2 millones de hondureños habilitados” a ejercer el sufragio en elecciones generales.

Puede leer: CNE presenta protocolo de violencia política de género

Sin embargo, un año antes, él y los magistrados de esa entidad convocaron a 5,795,364 de hondureños a comicios primarios, según el acuerdo 04-2017 publicado en La Gaceta del 17 de abril de 2017.

Cuatro años después, la nueva institución que dirige estos procesos, el Consejo Nacional Electoral (CNE), posee un censo electoral definitivo que no supera los 5.2 millones de mayores de 18 años, 16% menos que en 2017, un porcentaje suficientemente amplio para determinar un resultado en una contienda.

La reducción en el censo es resultado de un proceso de depuración logrado por el Registro Nacional de las Personas (RNP) a través del Proyecto Identifícate y del Sistema de Identificación Nacional (SIN) que ha generado el nuevo Documento Nacional de Identificación (DNI), que sustituye la vieja tarjeta de identidad.

El censo del CNE es inferior al de 2017, en los últimos comicios generales de Honduras.

El nuevo censo, basado en la base registral del RNP, excluye a los fallecidos, a los inhabilitados judicialmente, hondureños que emigraron y no realizaron el enrolamiento que, por medio de un sistema digital biométrico, recabó los datos personales, la firma, imagen facial y huellas dactilares.

Además: Buscarán evitar violencia electoral y noticias falsas con sistema de alerta el 28 de noviembre

La Oficina del Censo de Estados Unidos estima que en ese país viven más de un millón de hondureños. En 2019 proyectó que había 1,083,540 de todas las edades. De ese conglomerado, de acuerdo con el CNE, podrán ejercer el sufragio en los consulados alrededor de 10,000. En los tres países de América del Norte hay solamente 12,867 personas habilitadas.

CRONOLOGÍA

18 DE NOVIEMBRE: Partidos políticos reciben acreditaciones para los miembros de juntas receptoras y observadores.
22 DE NOVIEMBRE: CNE enviará el material y documentación electoral. Saldrá desde Tegucigalpa hacia los municipios.
23 DE NOVIEMBRE: A partir de las 0 horas, quedan prohibidas las manifestaciones públicas y toda propaganda política.
28 DE NOVIEMBRE: La votación comenzará en todas las urnas a las 7:00 a.m. y concluirá sin interrupciones a las 5:00 p.m.

El nuevo censo electoral refleja al mismo tiempo la nueva configuración poblacional gestada en la última década e impulsada por los movimientos migratorios internos derivados de los diferentes problemas sociales, como la violencia que obligó a familias completas a trasladarse de un departamento a otro.Cortés, con 953,530 mayores de 18 años habilitados, y Francisco Morazán, con 957,146, reúnen el 37% de toda la carga electoral nacional.

Después de esos dos departamentos, que son los más poblados, aportan más votantes Yoro (345,462), Comayagua (306,652), Olancho (303,641) y El Paraíso (300,049).

Entre los seis, tienen una participación de 61%.Los 12 departamentos restantes: Choluteca (292,412), Santa Bárbara (278,934), Atlántida (250,660), Copán (226,507), Colón (182,446), Lempira (197,164), Intibucá (146,246), La Paz (128,412), Valle (113,436), Ocotepeque (94,928), Gracias a Dios (45,574) e Islas de la Bahía (43,906), aportan el 39% de la carga electoral nacional.

CIUDADES

Al margen de los votantes radicados en los dos polos más importantes, San Pedro Sula (439,404) y el Distrito Central (715,259), hay otros centros urbanos secundarios con una carga electoral superior a los 100,000 electores que resultan ser bastiones clave para cualquier partido político: Choloma (133,528), Danlí (125,562), El Progreso (118,491), La Ceiba (104,139), Choluteca (100,432).

Estas siete ciudades concentran 1,736,815 personas, el 33% de los sufragios convocados.

Las ciudades terciarias, con una carga electoral que oscila entre los 50,000 y 99,999 electores, aportan 676,126, equivalente al 13%. Este grupo está compuesto por 10 municipios: Villanueva (89,517), Comayagua (86,675), Puerto Cortés (76,584), Juticalpa (69,043), Catacamas (66,157), Olanchito (63,391), Siguatepeque (62,492), Tela (56,459), Santa Cruz de Yojoa (54,176) y Tocoa (51,632).

ESPECIAL ELECCIONES: Paso a paso de cara a los comicios del 28 de noviembre

El resto de municipios, con una carga electoral que fluctúa entre los 1,000 y 49,999 electores, generan en las urnas el 54%. En este segmento se encuentra La Lima con 44,724 ciudadanos habilitados, la carga electoral más alta de este grupo que puede inclinar la balanza porque en estos está el “voto rural” defendido por el Partido Nacional en las dos elecciones pasadas.

Gracias, la ciudad natal del presidente del Poder Ejecutivo, Juan Orlando Hernández, cuenta con una carga electoral de 29,235 sufragios, mientras Lepaera, también municipio de Lempira, donde nació Rolando Argueta, presidente del Poder Judicial, aporta al censo 21,273 votos.

Choluteca, ciudad de Mauricio Oliva, presidente del Poder Legislativo, 100,432.En las elecciones generales de 2017, según el Acuerdo 335-2017 del TSE, el nivel presidencial obtuvo 3,476,419 sufragios (incluye votos en blanco y votos nulos) de los 6.2 millones de hondureños llamados por las autoridades de esa institución a través de cadena de radio y televisión.

En ese proceso hubo una abstención de 44%.De mantenerse ese porcentaje de abstención en los próximos comicios, 2.9 millones de hondureños llegarán a las urnas, unos 500,000 menos que en 2017.En las elecciones primarias celebradas en marzo pasado, el Partido Nacional, Partido Liberal y Libertad y Refundación (Libre) captaron 2,508,426 sufragios (entre votos válidos, votos en blanco y votos nulos).

Aquí mismo: CNE utilizará 5,735 centros educativos en los comicios del 28 de noviembre

Ese porcentaje equivale al 48% del actual padrón electoral actual; el 52% de los hondureños se abstuvo de ejercer el derecho constitucional.

En esas elecciones, fuertemente cuestionadas por indicios de fraude, para convertirse en actuales candidatos presidenciales, de manera individual, Nasry Juan Asfura obtuvo 681,701 votos (70.12%) dentro del Partido Nacional.

Mientras en el Partido Liberal, Yani Benjamín Rosenthal logró 339,001 (49.97%). Xiomara Castro capitalizó 404,238 votos (79.08%) dentro de Libre.

DATOS CRUCIALES

2.5 millones de votantes: en las elecciones primarias celebradas en marzo votó el 48% de los mayores de 18 años. El 52% no asistió a las urnas. En las elecciones generales de 2017, la absteción llegó al 44%.

Votos Nasry Asfura en primarias: Obtuvo 681,701 votos (70.12%) dentro del Partido Nacional.

Votos Yani Rosenthal: Logró 339,001 (49.97%) dentro del Partido Liberal.

Votos Xiomara Castro: Capitalizó 404,238 votos (79.08%) dentro de Libre.

Honduras, a las urnas con un millón menos de votantes que en 2017