Más noticias

“Este domingo debemos ser portadores de esperanza”: Claudia de Rosenthal

La esposa de Yani Rosenthal asegura que tiene muchos planes de convertirse en la primera dama para apoyar distintas obras que beneficien a la mujer, los niños y los adultos mayores.

San Pedro Sula, Honduras.

Claudia de Rosenthal, esposa de Yani Rosenthal candidato presidencial por el Partido Liberal (PL) en las elecciones generales de Honduras 2021, asegura que el cargo de la primera dama no debe elevarse a rango ministerial y tampoco manejar fondos.

La hondureña que figura entre las damas que podrían ocupar este papel el próximo periodo señaló en una entrevista que dicha labor debe consistir en identificar las necesidades de un país y ser un canal para que las ayudas lleguen de manera oportuna.

“Mi plan es hacer un diagnóstico de las necesidades en las áreas vulnerables de la sociedad, detectar que las instituciones que ya están trabajan para dichos objetivos verdaderamente cumplan con los mismos”, dijo Claudia.

Además lea: Labor de corazón promete realizar Lissette de Asfura

La amplia experiencia que ha adquirido laborando en fundaciones del sector privado le ha permitido conocer las falencias y los aciertos que se cometen en este rubro que bien manejado puede generar un gran impacto positivo.

“Una de las grandes desventajas es cuando estos programas buscan apoyo por parte de las entidades gubernamentales y no lo reciben a pesar de los múltiples beneficios que le brindarían a la población. Para que estos programas tengan efecto a largo plazo necesitamos establecer lazos con estructuras gubernamentales”.

“No se trata de inventar el agua caliente solo es de ordenar, tener objetivos claros y trabajar en beneficio de las personas. Si hacemos las cosas bien también nos convertimos en un país sujeto de crédito”.

La consorte de Yani Rosenthal tiene entre sus planes crear proyectos que impulsen a la mujer, fortalecer la educación desde temprana edad y oportunidades para el adulto mayor quien se ve relegado en el sector laboral.

“Pensar en el desarrollo sostenible del país sin tener en cuenta a la mujer es un error, las mujeres somos más del 50% de la población, el 33% de ellas son cabezas de hogar. Somos las que tomamos las decisiones en casa de lo que vamos a consumir; por lo tanto, debemos educarlas, capacitarlas y darles financiamiento. Si invertimos en la mujer invertimos en el desarrollo y las familias del país”.

Claudia de Rosenthal está convencida en que a través de la gestión de su esposo podrá realizar estos y otros proyectos.

Además aseguró que después de atravesar momentos difíciles el 26 de julio de 2017 cuando Yani se declaró culpable y fue sentenciado a 36 meses de prisión por corrupción y lavado de dinero relacionado con el tráfico de drogas, sacaron lo mejor y crecieron como seres humanos.

“Aún en medio de esa situación tratamos de sacar lo mejor. Soy una persona positiva y siempre trato de tomar lo bueno aunque el panorama sea oscuro y sobre todo confío en Dios”.

Por último, enfatizó que independientemente de cual sea el resultado este 28 de noviembre los hondureños están llamados a llevar un mensaje de esperanza y de fe.