“El peor error que ha cometido el gobierno de Manuel Zelaya es la división que ha provocado en el pueblo hondureño, tenemos problemas de sismos, violencia y lo menos que necesita la población es estar dividida”, dijo aquí el pastor evangélico Misael Argeñal.

Argeñal apuntó que ya le ha dicho al Presidente que no le ha gustado la forma de gobernar; “Dios no habla de división, tenemos que seguir viviendo en democracia como hemos vivido.

Hay que respetar las leyes, si no lo hacemos no somos buenos gobernantes, sino vamos a convertir el país en una anarquía, donde cada quien hace lo que quiere y vive como quiere”, agregó.

El religioso indicó que aunque quieran callar a la Iglesia evangélica seguirán gritando.

Argeñal dijo que “si somos inteligentes y sabios y vemos lo que está pasando en Ecuador, Bolivia y Venezuela debemos impedir que se toque la Constitución. “Debe haber respeto a la libre empresa, no nos pueden llevar como mulas a hacer lo que no debemos hacer”, expresó el líder espiritual.