Tegucigalpa, Honduras

Las reformas electorales son el tema central del proceso de diálogo nacional, cuya primera instancia comenzó este lunes, convocado por representantes de Naciones Unidas.

El asunto de los cambios en los procesos electorales son de tal importancia que para el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz. se encuentran 'en el corazón de este diálogo'.

El funcionario recalcó la disposición del gobierno y del Partido Nacional, del que forma parte, para evitar lo que reconoció fue un proceso 'accidentado' el que tuvo lugar el pasado 26 de noviembre, una situación que no se debe repetir y las reformas electorales serán un instrumento fundamental para lograr un proceso con todas las garantías, que deje a todos los partidos políticos satisfechos con los resultados que se anuncien.

Tomás Zambrano, otro representante nacionalista y actual secretario del Congreso Nacional, enfatizó la necesidad de 'comprensión y tolerancia' de las partes involucradas así como una voluntad de 'diálogo sincero'.

El representante del Partido Liberal, Eduardo Martel dijo que la agenda que su partdo traer a la mesa de prediálogo destaca dos aspectos.

El primero se relaciona con la escogencia de los mediadores del diálogo, mientras que el segundo pide que se dé un carácter vinculante a los acuerdos a los que se lleguen.

Aunque el excandidato presidencial Salvador Nasralla no asistió personalmente al a reunión, si envió a sus representantes, entre los que se encontraba Tony García, quien también insistió en que los acuerdos del diálogo deben necesariamente tener un carácter vinculante.

El gran ausente en la cita fue el partido Libertad y Refundación (Libre), que no envió a ningún representante.

Los asistentes coincidieron en que la reunión de este lunes fue convocada principalmente para acordar un cronograma de trabajo para el resto del proceso.