Tegucigalpa. Los laboratorios privados alertaron a las autoridades sanitarias sobre la presencia de una de las siete subvariantes que conforman el ómicron, en este caso se trata de BA.2.

Según Omar Videa, médico internista, en las últimas semanas los laboratorios privados han adquirido kits de detección de variantes con el objetivo de analizar el comportamiento del virus ante el repunte registrado en junio.

“Gracias a eso podemos confirmar que entre un 25 a 40% de los test que salen positivos en PCR por covid-19 se ha encontrado la sospecha de la subvariante de BA.2”, reveló. Para el doctor, la llegada de esta nueva subvariante ha causado el incremento de un 3 a 20% de positividad en todo el país desde enero a junio.

“Esta es una subvariante altamente transmisible, lo que explicaría la situación actual del país. Recordemos que el 80% de las personas que se les aplicó la tercera dosis fue el año anterior, cuando predominaba el ómicron. Ahora con la aparición de BA.2 seis meses después, la inmunidad de esa última dosis ya se ha perdido, así lo demuestran estudios realizados”, explicó.

Los síntomas que presenta la subvariante son marcados por la congestión nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza, tos y fiebre, esta última se presenta más en niños, mientras que en los adultos predomina la congestión nasal y dolor de garganta.

Largas filas mantienen saturados los distintos centros de salud y puntos de vacunación debido al incremento de pacientes que llegan con síntomas de covid-19, manifestaron los coordinadores de los triajes del Centro Cívico Gubernamental (CCG) y la Universidad Católica de Honduras (Unicah).