Choloma, Honduras.

La presentación del Plan Municipal de Convivencia y Seguridad Ciudadana (2019-2023) develó que entre los problemas que afectan gravemente a los cholomeños están la violencia sexual, intrafamiliar y la extorsión.

Cristhy Orellana, especialista regional del programa Juntos en acción por la convivencia Choloma, de la agencia Usaid, dio a conocer que para obtener datos se siguió un proceso de diagnóstico desde junio de 2018 hasta la fecha.

Se realizaron grupos focales, entrevistas y encuestas en las comunidades, en el sector privado y con operadores de justicia.

Daños a la mujer
Según el Observatorio de Convivencia y Seguridad de la Municipalidad de Choloma, las denuncias interpuestas por violencia doméstica aumentaron un 31% entre 2014 y 2016, las principales razones son el alcoholismo y celos.
En el caso de la extorsión no hay cifras exactas debido a la poca actitud de denuncia. Por temor, la gente se queda callada, pero es un problema de grandes dimensiones, algo que ha cobrado cientos de vidas en el municipio y afecta a todos los sectores, dicen los expertos.

Abuso. La recolección de datos señaló que de cada 10 denuncias, cuatro son por violencia doméstica.

Algunas mujeres que se arman de valentía llegan en busca de ayuda legal, según informó la Oficina Municipal de la Mujer.

LEA: Migrantes de Centroamérica y Haití celebran 'Juntos Somos Más' en Tijuana

Se identificó que las agresiones en la mayoría de casos de abuso sexual viene por parte de familiares. Cerca de un 8% del total de las denuncias es por un abuso de un pariente en el hogar.

Según los representantes de Usaid, detrás de los problemas hay factores de riesgo, el primero es la irresponsabilidad familiar.

Como salidas viables a largo plazo, el Plan Municipal propone trabajar fortaleciendo “los factores protectores” (la familia, la escuela y la comunidad), ya que esos son los primeros entornos de los niños.

El Plan Municipal tiene 41 acciones estratégicas dirigidas a estos grupos.

“Se debe trabajar en la nula deserción escolar, en la respuesta de los operadores de justicia, que no solo detengan infractores, sino en la judialización de los casos, todo con la finalidad de fortalecer la actitud de la denuncia”, dijo Orellana.