San Pedro Sula, Honduras.

La concesionaria Aguas de San Pedro le cortó el servicio ayer al estadio Francisco Morazán por una deuda que se mantiene desde hace cuatro años.

Las cuadrillas de la empresa llegaron a los bajos del complejo deportivo a efectuar el corte y se levantó un acta.

Las dependencias municipales como Cultura y Turismo, Contribución por Mejoras, Catastro y Recursos Humanos no fueron afectadas porque tienen contadores independientes.

Dina Bulnes, vocera de la concesionaria, dijo que el corte se efectuó porque existe una deuda de más de L958,000 por agua potable y alcantarillado sanitario.

Confirmó que ese compromiso ya tiene más de cuatro años y se realizaron las gestiones: hubo cruce de notas y en agosto se había ejecutado el primer corte. Ese mes se rehabilitó el servicio sin costo alguno y posteriormente se dio plazo para pagar la deuda, pero no se logró. Indicó que la alcaldía otorgó una lista de las dependencias municipales de las que es responsable y en el caso del estadio Morazán depende del Instituto Municipal de Deportes.