Tegucigalpa, Honduras.

La Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ordenó a la Oficina de Administración de Bienes Incautados (Oabi) dar un informe sobre la situación de los bienes incautados a la familia Rosenthal.

Para ello dio un plazo de dos días hábiles para que presente un informe del estado de los bienes asegurados y que remita la certificación.

“Las resoluciones de la Corte Suprema de Justicia no se discuten y se acatan, sobre todo si es la Sala Constitucional que le ordena que informe en un plazo establecido en 48 horas de cuál es la intención de pretender vender en pedazos los bienes”, manifestó Marlon Duarte, apoderado legal de la familia Rosenthal.

Criticó la intención de la Oabi de subastar los bienes de la sociedad mercantil Empacadora Continental.

“No sabemos si es la destrucción sistemática del patrimonio de los Rosenthal o es una prenda a las denuncias que hemos venido presentando la infinidad de personas que se sienten agraviados por la mala administración de la Oabi”, manifestó Duarte.

En octubre de 2015, la Oabi tomó posesión de 19 empresas y varias casas de la familia Rosenthal. “El expediente 092, que establece el Poder Judicial a través del órgano competente de los Juzgados de Privación de Dominio, envió a la administración anterior de Oabi un atento oficio en el que solicita que le pormenorice dónde están los bienes, qué bienes vendieron, a qué precio se vendieron, qué parámetros utilizaron para su venta, cómo están actualmente los bienes”, señaló.