Tegucigalpa, Honduras.

Autoridades consulares de Honduras, El Salvador y Guatemala comenzaron a trabajar unidos para apoyar a miles de migrantes en riesgo de deportación.

Los cónsules Leonardo Irías Navas, de Honduras, Keny López, de El Salvador, y Dina Mogollón, de Guatemala, dieron a conocer en la capital estadounidense los derechos de cada migrante y anunciaron que emprenderán acciones conjuntas en Washington.

Comenzando el año, autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) emprendieron redadas para regresar a sus países a miles de madres y menores de edad que ingresaron ilegalmente entre 2014 y 2015 a esa nación. De ellos, nueve mil son niños.

Anunciaron el fortalecimiento de los mecanismos de información y colaboración entre las embajadas y los consulados del Triángulo Norte.