Tegucigalpa, Honduras.

Con la instalación oficial de la mesa mediadora, ayer en la tarde en el Palacio de los Deportes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) inició el diálogo entre las máximas autoridades y los estudiantes.

Con varios edificios liberados y 26 procesos judiciales extinguidos a favor de los universitarios, como parte de los acuerdos, la mesa definió parte del procedimiento para establecer la discusión sobre las normas académicas.

El Movimiento Estudiantil Universitario (MEU), por medio de la mesa mediadora, pidió a las autoridades suspender los artículos que afectan al estudiantado.

Hablaron del 242 y 243, que se refieren a la repetición de clases, ya que si un alumno se aplazaba tres veces en una clase se veía obligado a cambiar de carrera.

Inicio

Mauricio Díaz Burdeth, representante de la Unah en la mesa facilitadora, comenzó la primera reunión oficial del diálogo agradeciendo a las partes por el respaldo que dieron para la instalación de la misma.

“Encontramos, además de buena fe y voluntad, un sentido colaborativo tanto de las autoridades universitarias, del sector estudiantil y otras partes de la universidad. También encontramos una posibilidad de querer llegar a un feliz término la crisis”.

El dirigente estudiantil y vocero del Movimiento Estudiantil Universitario, Fausto Cálix, reconoció que “fue un día histórico para la universidad, pues con este diálogo iniciará una nueva etapa en la alma mater”.

Cumplimiento

Los estudiantes soltaron ayer los edificios de la Facultad de Derecho (A2), así como la Facultad de Ciencias Económicas (C1), como parte del convenio que se estableció el 20 de julio entre los estudiantes y autoridades.

Según las autoridades de la universidad, este día ambas partes estarían firmando un segundo acuerdo que daría fin al problema con la liberación de todos los edificios a nivel nacional, permitiendo a las autoridades universitarias dar a conocer una reprogramación de las actividades académicas en beneficio de más de 90,000 estudiantes con el regreso a clases.

Proceso

Ayer en los juzgados capitalinos se homologó el acuerdo nuevamente y se le otorgó sobreseimiento definitivo al joven Josué Armando Velásquez, acusado por los delitos de usurpación y daños. Para el viernes, 19 estudiantes se presentarán para extinguir de la misma forma las acciones penales; en Choluteca se espera lo mismo con seis alumnos del centro regional.

Se pretende que hoy que en horas de la tarde finalice de igual forma el proceso para unos siete estudiantes del Centro Universitario Regional del Centro (Curc) de Comayagua.

De llegar a darse una resolución a favor de estos jóvenes serían 32 estudiantes que se sumarán a los otros 26 a los que se les libró sobreseimiento definitivo en esta semana.

Anoche, algunos estudiantes protagonizaron una marcha.