Tegucigalpa, Honduras.

El virus del Zika ya ha afectado a 11,484 personas en lo que va del año, según los reportes de la Secretaría de Salud. No obstante, el clima frío está contribuyendo para que la diseminación se vuelva más lenta. Esto deja como consecuencia que los casos por semana sean menos.

Para el caso, esta semana se presentaron 1,296 diagnosticos a nivel nacional, es decir, 204 casos menos que la semana pasada, cuando hubo 1,500 personas afectadas.

“Tenemos una reducción leve, pero esto tiene que ver con las intervenciones que hemos realizado y también el clima nos está ayudando porque hace que la reproducción del zancudo sea más lenta”, explicó el viceministro de Salud, Francis Contreras.

Recomendó a las personas no confiarse ya que, posteriormente, vienen meses de calor donde la reproducción es más rápida.

“Vienen épocas cuando la población, de tener más casos, se puede incrementar, por eso no debemos bajar la guardia en la eliminación de los criaderos”.

Riesgos

La enfermedad está relacionada con el nacimiento de bebés con problemas congénitos y la aparición de parálisis en adultos. Ya hay 18 mujeres embarazadas con zika y 37 pacientes con parálisis física.

La Secretaría de Salud afirma que pese a la relación que se ha hecho del virus del Zika con el nacimiento de bebés con malformaciones congénitas, no hay casos reportados hasta el momento en el país.

Según Contreras, las unidades de atención a nivel nacional no han registrado el nacimiento de bebés con microcefalia ni con ninguna mal formación relacionada con zika. “Afortunadamente no tenemos bebés con microcefalia, seguimos la vigilancia de las mujeres embarazadas”. El virus del Zika ingresó al país en diciembre, por lo tanto los bebés que podrían tener problemas empezarían a nacer en septiembre.

Mientras que en la capital con el objetivo de frenar el explosivo incremento en el número de casos, las fuerzas vivas coordinaron un megaoperativo para este sábado.

Efectúan jornada de limpieza en los cuatro aeropuertos
En las cuatro terminales aéreas del país se realizan jornadas de limpieza por parte de la empresa Aeropuertos de Honduras.

La actividad se efectúa dentro de las instalaciones aeroportuarias y zonas aledañas ante el decreto de emergencia anunciado por el Gobierno para enfrentar la enfermedad del zika.

Dentro de la campaña preventiva se entregan repelentes e información a los pasajeros acerca del virus y las recomendaciones que deben tomar en cuenta las personas en caso de ser afectados por la enfermedad.

Edgardo Maradiaga, gerente general de Aeropuertos de Honduras, expresó que “estamos haciendo vigilancia activa para identificar casos lo más temprano posible y enfatizamos medidas de prevención”.

Personal aeroportuario es capacitado por Salud.