24/05/2022
09:18 PM

Más noticias

Cardenal hondureño pide a todos contribuir en la reconstrucción del país

Honduras puede 'salir adelante, está saliendo adelante, y tenemos que continuar con una fe hecha obra, solidaridad', subrayó el cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez.

Tegucigalpa, Honduras

El cardenal hondureño, Óscar Andrés Rodríguez, instó este domingo a toda la población a contribuir en la reconstrucción de Honduras tras el paso de la tormenta tropical Eta, que deja más de una veintena de muertos y 1,7 millones de personas afectadas.

'Gracias Señor Jesús porque la fe de nuestro pueblo es patente, se ha manifestado, ahora todos a ponernos cada uno en nuestra propia condición para ayudar en la reconstrucción de nuestro país', dijo el cardenal en la homilía celebrada hoy en la Basílica Menor de Suyapa, en el oriente de Tegucigalpa.

Honduras puede 'salir adelante, está saliendo adelante, y tenemos que continuar con una fe hecha obra, solidaridad', subrayó el religioso.

Señaló que la solidaridad del pueblo hondureño permitió a la Iglesia católica enviar cinco camiones cargados con ayuda humanitaria para los damnificados por Eta en el departamento de Cortés, en el norte del país, la región más afectada por las inundaciones.

Rodríguez invitó a todos los hondureños a mantener 'encendida la lámpara de la esperanza a la espera de Cristo, el Salvador del Mundo'.

Mantener la esperanza

Las precipitaciones asociadas a Eta han dejado hasta ahora en Honduras 25 personas muertas, más de 1,7 millones de personas y centenares de damnificados todavía siguen en los techos de sus viviendas a la espera de ser rescatadas por los cuerpos de socorro.

'Se nos anunció con tiempo que venía esta terrible tormenta', pero nadie podía prever los daños que causaría, indicó el también coordinador del Consejo de Cardenales, el organismo que el papa Francisco creó al inicio de su pontificado para ayudarle en el Gobierno de la Iglesia.

'Hemos visto con dolor como han muerto muchas personas por este huracán', lamentó el cardenal hondureño, quien invitó a la ciudadanía a 'no vivir de forma inconsciente, buscando poder, placer y dinero'.

Se preguntó: 'Cómo está nuestra fe, no nos estaremos quedando sin aceite, no están apagándose nuestras lámparas, como estamos de sensatez, de sentido común'.

Dijo además que en el mundo pareciera que se está 'perdiendo el amor y la esperanza, estamos llamados a llenar de Dios la noche que nos envuelve hasta que él llegue, él siempre viene a nosotros'.

El religioso exhortó a la población a que 'no desperdiciemos el don de nuestra vida y que no vivamos una vida superficial, inconsciente volcada hacia un exterior en búsqueda de placer, poder y de dinero'.

También pidió vivir el momento y abrir los ojos para reconocer la realidad, tal y como es, y aprovechar el don de la vida y de la esperanza.

El cardenal hondureño instó a la ciudadanía a apostar por 'la vida y la esperanza, incluso en las terribles dificultades que se deben afrontar en el futuro próximo'. EFE