Más noticias

Unos 11 muertos y más de 1,200 enfermos deja la primera caravana, según embajador Alden Rivera

Anuncian que mañana saldrá una nueva caravana, autoridades advierten de los riesgos a los que los migrantes se enfrentan

San Pedro Sula, Honduras.

Unos 11 muertos (9 que fallecieron en el trayecto y 2 asesinados en Tijuana), más de 1,200 enfermos en Tijuana y un futuro de deportaciones deja la caravana de migrantes que en octubre salió de Honduras con intenciones de ingresar a Estados Unidos.

La primera caravana, promovida y montada por organizaciones no gubernamentales con operaciones en Honduras, El Salvador, Guatemala, México y Estados Unidos, salió del país el 13 de octubre de la estación de autobuses Gran Central Metropolitana de San Pedro Sula y ahora, una parte de ella, se encuentra en Tijuana esperando la autorización para ingresar a Estados Unidos.

El primer contingente, inicialmente conformado por unos mil hondureños, superó los 7,000 migrantes luego de que, durante su paso por territorio mexicano, se sumaran varios miles de salvadoreños y guatemaltecos.

LEA: Oenegés de México promueven caravana de migrantes que saldrá de San Pedro Sula

En este momento, de acuerdo con información de la Embajada de Honduras en México, unos 3,000 hondureños se encuentran varados en la ciudad fronteriza de Tijuana. De esa suma, más de 1,200 sufren problemas de salud.

Pese al fracaso y a la crisis humana desatada en la frontera sur de Estados Unidos, organizaciones mexicanas, que reciben financiamiento de fundaciones internacionales, y hondureños con intereses políticos promueven desde las redes sociales la segunda caravana que, según ellas, comenzará la travesía a las 5:30 de mañana de la Gran Central Metropolitana.

“Yo le pido a todos los hondureños que han recibido esa convocatoria para iniciar una nueva caravana que analicen el comportamiento y vean los resultados de la primera caravana iniciada en octubre: 11 ciudadanos hondureños murieron (2 de ellos asesinados en Tijuana), tenemos el 50% de las personas enfermas en Tijuana”, dice Alden Rivera, embajador de Honduras en México.

Además: México se 'blnda' por anuncio de nueva caravana de migrantes

Desde noviembre anterior circula a través de Facebook un afiche que dice: “Buscamos refugio, en Honduras nos matan. Caravana migrante. Enero 15. Central Metropolitana, San Pedro Sula. Hora salida: 5:00 am”.

Rivera advierte que “el primer hondureño (que ingresó a Estados Unidos de la primera caravana) será atendido por el gobierno norteamericano en el mes de marzo; 97 de cada 100 personas que soliciten asilo en Estados Unidos serán deportados a Honduras”.

“Yo le aconsejo a los hondureños que no viajen en esta otra caravana. Si piensan venir a México a trabajar tomen en cuenta que el salario mínimo de México es más bajo que el de Honduras. Vendrán a México a ganar menos dinero del que ganarían si se quedarán en Honduras”.

Nueva ola de migrantes

Mientras cuentas anónimas multiplican el afiche de la nueva caravana, dirigentes de organizaciones no gubernamentales de México, que en octubre captaron dinero por medio de en CrowdRise, anuncian que se están preparando para atender la nueva ola de emigrantes.

“No se dejen engañar por personas inescrupulosas que están recibiendo dinero por organizar estas caravanas. Esas organizaciones son responsables del dolor y la pena que han causado a miles de familias hondureñas. Son responsables de las 11 muertes que se dieron como resultado de esta convocatoria. Son responsables de la agonía que viven los hondureños en Tijuana y son responsables de otros hechos que ocurran como consecuencia de sus convocatorias.

En una entrevista telefónica con LA PRENSA, Rivera afirmó que “estas organizaciones tienen presencia en los países del Triángulo del Norte, México, Estados Unidos, y más allá de buscar el lucro, quieren desestabilizar a todos los gobiernos de la región”.

“Quienes organizan estas caravanas son personas antisistema. Son enemigos del gobierno de México. Tienen interés políticos anárquicos y son personas que hacen mucho daño”, dijo el funcionario.