25/02/2024
01:37 AM

El 98% del cáncer de cérvix es causado por virus del papiloma

  • 28 mayo 2017 /

San Pedro Sula, Honduras

En Honduras, el cáncer cervical o de cuello uterino es la principal causa de muerte de la mujer, por ello la Secretaría de Salud incluyó desde mayo del año pasado la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) en el esquema nacional de vacunación.

En el hospital Leonardo Martínez, que brinda atención ginecológica y pediátrica, al mes son intervenidas quirúrgicamente cuatro mujeres por cáncer de cérvix, cinco por endometrio (matriz) y dos por esta patología en los ovarios, explica el ginecólogo y subdirector asistencial del sanatorio, Allan Stefan.

La vacuna

El cáncer de cérvix es causado en 98% por el VHP, debido a ello se creó la vacuna para prevenir esta enfermedad, con el fin de que el organismo cree anticuerpos contra el virus. En el esquema nacional de vacunación se aplica a niñas de 11 años que aún no han iniciado las relaciones sexuales.

Fanny Hernández, coordinadora del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) de la región de Salud de Cortés, explica que son dos dosis las que se aplican para que la niña esté totalmente protegida contra el virus.

Las autoridades sanitarias hacen el llamado para que los padres de familia acudan a los centros de salud para que a las pequeñas se les inyecte la primera dosis y luego la segunda. La Secretaría de Salud aplica la vacuna solamente a las niñas, pero a nivel privado también se inmuniza a los varones. “Los lineamientos que nos da el programa a nivel central es que solo a las niñas se les va aplicar, es más, si la niña ya tiene 12 años no se vacuna”, expresó Hernández.

En el departamento de Cortés la meta a vacunar son 10,575 niñas de 11 años.

Luisa María Pineda, epidemióloga del hospital Mario Rivas, comenta que con la aplicación de la vacuna contra el VPH a las menores antes que comiencen a ser sexualmente activas, lo que se pretende es evitar el contagio y que el factor de riesgo para desarrollar el cáncer de útero se vaya eliminando. Daysi Suazo, epidemióloga de la Región de Salud de San Pedro Sula, indica que la mayoría de las pequeñas a quienes se inmunizan son captadas en los centros educativos.

Las mujeres que ya han iniciado su vida sexual y que tienen hijos también pueden aplicarse la vacuna, pero a nivel privado. Agrega que incluso los varones deberían de ser inmunizados. “Es la misma vacuna, pero la capacidad que tiene la Secretaría de Salud solo es para cubrir específicamente esa edad que no ha iniciado su vida sexual. Por ejemplo, adolescentes de 14, 15 y 16 años si los padres están en disposición económica se la pueden aplicar a nivel privado. La vacuna es cara y por eso no está a disposición de toda la población”.