Paralizados proyectos en San Pedro Sula por embargos a Alcaldía

<p>Juzgado de lo Contencioso autorizó a la compañía para que se cobre los L 87 millones restantes de la deuda.</p>

/

El pago de salarios de empleados de la Municipalidad sampedrana puede retrasarse, al igual que varios proyectos de infraestructura. La compra de terrenos para reubicar a las personas que viven en los bordos y la construcción de las plantas de tratamiento también se deberán detener luego que la compañía Sulambiente embargara prácticamente todas las cuentas municipales.

Y como si esto fuera poco, la prestación de servicios municipales puede empeorar, pues la comuna al no tener ingresos no tendrá cómo pagar a proveedores y a contratistas por lo menos el resto del año.

El panorama es negro para las autoridades municipales, pues los peajes aún no han sido liberados de los embargos, las transferencias de Gobierno se han retrasado y el pago de impuestos no llenó las expectativas, ya que se facturaron L 225 millones y apenas recaudaron L 161 millones.

Todos los ingresos municipales que se manejan en la banca nacional fueron embargados por la compañía; únicamente las cuentas de Banpaís se salvan porque son ellos los que manejan en fideicomiso algunos ingresos municipales.

La situación se complica para los sampedranos porque de no lograr un acuerdo de pago la municipalidad y Sulambiente, la administración no podrá cumplir con los compromisos de pago.

Muchas de las obras de infraestructura que se harían con fondos municipales se retrasarán hasta que Sulambiente se haya cobrado la totalidad de la millonaria demanda.

El problema

A la Corporación Municipal actual le tocó lidiar con una de las demandas más onerosas para la ciudad por mandato de la Corte Suprema de Justicia, CSJ.

La compañía Sulambiente, antes llamada Agac y Otros y hoy Holding Electric, ganó la licitación para que manejara los desechos en la ciudad por 30 años, pero la administración de Óscar Kilgore decidió no firmar el contrato al declarar fracasada la licitación.

Esa decisión motivó que la Sala de lo Constitucional de la CSJ obligara a la Municipalidad a pagar una indemnización por daños y perjuicios de 6,615,794 dólares más las costas del juicio que suman 1.5 millones de dólares. Unos ocho millones de dólares equivalente a unos 160 millones de lempiras.

En octubre del año anterior, Sulambiente embargó los peajes, y según el alcalde Juan Carlos Zúniga se han cobrado ya unos 45 millones de lempiras.

Preocupación

Ayer la Municipalidad recibió una comunicación a través del Juzgado Contencioso Administrativo en Tegucigalpa donde ordenó a toda la banca nacional que todos aquellos depósitos que hicieran todos los ciudadanos de San Pedro Sula a favor de la comuna en los bancos de la localidad sean embargados para la empresa Sulambiente.

“Nosotros quedamos definitivamente sin percibir dinero de los contribuyentes durante permanezca el embargo y se les pague la totalidad de lo que aún se les debe. Estamos atados de manos con un problema heredado al que le tenemos que hacer frente porque estamos pagando”, enfatizó Zúniga.

El problema es que ellos ya tienen un embargo sobre los peajes y ahora lo hicieron a través de la banca con la sentencia firme que tienen desde 2005.

El alcalde informó que ya se comunicaron con Augusto Montanari, -representante de Sulamiente en Honduras-, y acordaron tener una reunión el jueves por la tarde para establecer un convenio y tratar de llegar a un arreglo de pago.

“Ellos deben saber que su dinero se les va a pagar porque es una orden judicial y lo tendrán asegurado a través de uno de los bancos que en este caso podría ser el banco estructurador o el banco fiduciario”.

Explicó que en este momento se han cobrado 44.4 millones de lempiras por los embargos en los peajes y de los diferentes bancos.

“Con el nuevo embargo se quieren cobrar 87 millones de lempiras, y es donde nosotros queremos llegar a un acuerdo de pagar una cantidad mensual y que sea respaldada por una institución bancaria que sería la que les pagaría. “Debe ser algo que esté a nuestro alcance, pues de todos es conocido que la situación financiera de la Municipalidad no es fácil”.

Aseguró que están tratando de negociar. “Esto viene a asfixiarnos porque durante determinado tiempo no podríamos disponer de dinero para dar respuesta a la cantidad de problemas que tiene San Pedro Sula”.

Análisis legal

El alcalde explicó que se está haciendo un análisis legal, y la Constitución de la República no antepone ningún interés particular a uno social o de interés colectivo.

“En este caso se está anteponiendo un interés particular ante el interés de toda una comunidad y eso la Constitución no lo permite”, dijo.

El alcalde añadió que esperan poder llegar a un acuerdo porque no están afectando a una administración, sino a un pueblo que no podrá pagar a sus empleados ni brindar los servicios básicos.

“Prácticamente embargaron todas las cuentas municipales de los bancos donde van a pagar los contribuyentes. Ese dinero normalmente todas las semanas lo pasan al banco fiduciario, hoy ya no porque fueron embargadas las cuentas” detalló.

Varios regidores reaccionaron sorprendidos ante la situación y manifestaron que preocupa que a sabiendas de la situación que atraviesa la comuna y de la que empieza a recuperarse se ensañen de esa forma, dijeron.

“La Municipalidad estaba cumpliendo. Ellos están cobrándose lo que se les debe a través de los peajes, por lo que no vemos justo que además embarguen las cuentas bancarias”, dijo el regidor José Antonio Rivera.

Para el regidor Aroldo Salguero, la situación de la Municipalidad es precaria porque muchos de los proyectos encaminados y que se habían retomado tendrán que esperar.

El procurador municipal, Gustavo Erazo, explicó que hoy viaja una comisión de la Procuraduría a Tegucigalpa para conocer el expediente sobre las últimas acciones tomadas. “Esperamos que el jueves la reunión tenga resultados positivos”, dijo.

“Si no se paga, se para el servicio”

El jefe de Desechos Sólidos de la Municipalidad sampedrana, Jesús Paz, explicó que se están recolectando de 800 a 900 toneladas diarias de basura en la ciudad.

Indicó que en los mercados, específicamente Medina Concepción, es donde más se recogen desechos sólidos, lo que obliga a los camiones a pasar varias veces al día.

El director de Desechos Sólidos detalló que cuentan con 79 unidades recolectores y equipo pesado entre volquetas para un total de 108 contratos. Detalló que anualmente se pagan entre 198 a 205 millones de lempiras, lo que representa un gasto de L 8.5 a L 9.5 millones mensuales de pago a los contratistas. Reiteró que el mayor problema es que la gente está sacando la basura a cualquier hora y cuando se les ocurre, esto genera problemas.

Paz explicó que preocupa lo que ocurrió con el embargo, pues al atrasarles los pagos a los contratistas, estos pueden dejar de dar el servicio.

“Nosotros hacemos lo posible para cubrir toda la ciudad, pero si no se paga el servicio a los contratistas se puede generar un problema serio”, expresó.

“Los alcaldes nunca tomaron el asunto en serio”

El exministro del Fondo Hondureño de Inversión Social, Fhis, Nasry Asfura, salió en su defensa ayer y manifestó que no tiene nada que ver con la compañía Sulambiente.

Dijo que ahora no tiene relaciones de ningún tipo con la compañía, pero señaló que anteriormente le recomendó al alcalde Juan Carlos Zúniga que le prestara atención a los italianos y lo mismo hizo con Óscar Kilgore y Rodolfo Padilla. “Los alcaldes nunca tomaron el asunto en serio y los italianos -dueños de Sulambiente- se cansaron”, dijo.

“No pusieron atención al problema y el resultado allí está. La cosa se puso seria porque la Municipalidad tiene que pagar. Yo ya no tengo nada que ver y no puedo hacer nada”, prosiguió.

Recordó que ya se cumplen once años de estar en ese problema y los empresarios ya se cansaron de estar en esta situación. Asfura calificó las posiciones de la Municipalidad en las negociaciones anteriores como “rídiculas”, pues no quieren pagar la cantidad total o negociada a tres años sin pagar intereses después de que salió la sentencia.

Indicó que la propuesta de la Municipalidad es irrisoria y no quieren pagar todo como lo dicen públicamente.

“Esos anuncios de que quieren pagar todo son del diente a labio, pues ya hay una sentencia de por medio”, señaló. Asfura recalcó que ya no tiene nada que ver con la compañía Sulambiente. “Estoy fuera de la sociedad”, insistió.

“Lo que recomendé al alcalde Juan Carlos Zúniga es que arreglen con ellos, con los italianos”.

Asfura dijo desconocer quién es el nuevo apoderado legal de la empresa, pues Maribel Espinoza se retiró del caso.

“Yo sé que Augusto Montanari es el representante de la empresa en Honduras y será con él que los representantes de la Municipalidad tendrán que reunirse. El caso ha pasado por varios alcaldes y ninguno le tomó la importancia debida y allí está el resultado”, dijo Asfura

La abogada Maribel Espinoza, quien fungió como apoderada legal de Sulambiente, explicó que ya no trabaja con el caso. “El caso se maneja en Tegucigalpa y la compañía nombró un nuevo apoderado legal”, dijo.

La abogada indicó que la única salida de la Municipalidad, para desgracia de la ciudad, es pagar lo que la sentencia indica.

Espinoza deseó suerte a la Corporación Municipal en la reunión que tenga el jueves con los representantes de la empresa.

“Sabemos que es un problema para la ciudad, pero se debe deducir responsabilidad a las personas que generaron este problema, porque no es esta administración la responsable”, indicó.

LA PRENSA trató de conocer la versión del representante de la empresa, Augusto Montanari, pero no hubo respuesta.

La Prensa