23/02/2024
01:16 AM

Extienden alerta amarilla para 10 departamentos del centro, sur y occidente

  • 02 junio 2020 /

Para el resto del territorio hondureño se amplió la alerta verde.

Tegucigalpa, Honduras.

La Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) determinó extender la alerta amarilla por 48 horas para los departamentos de Copán, Ocotepeque, Lempira, Intibucá, La Paz, Comayagua, Francisco Morazán, El Paraíso, Choluteca y Valle, a partir de las 3:00 de la tarde de ayer lunes.

Además, se decidió también mantener la alerta verde para los departamentos de Islas de la Bahía, Atlántida, Colón, Gracias a Dios, Santa Bárbara, Yoro, Cortés y Olancho por el mismo período de tiempo.

De acuerdo con Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceánicos y Sísmicos (Cenaos), con los remanentes que dejó la tormenta tropical Amanda, ubicada actualmente en Yucatán, se ha formado la depresión tropical 3 en el Golfo de México.

Este nuevo fenómeno que se localiza a unos 72 kilómetros al suroeste de la ciudad de Campeche, permanecerá casi estacionaria por las próximas 48 horas y este martes se podría convertir en la tormenta tropical Cristóbal.

Según Cenaos, las bandas nubosas asociadas a la circulación de este sistema, continuarán produciendo abundante nubosidad y precipitaciones de manera intermitente, principalmente en los departamentos del Occidente, Sur, Centro y Oriente de Honduras.

Los montos acumulados por día podrían ser de 20 a 30 milímetros, con máximos de 40 a 60 en occidente, centro y oriente; de 30 a 40 en el sur, con máximos de 50 a 70 milímetros; de 10 a 20 milímetros en el distrito central, con máximos de 30 a 40 milímetros por día, y de 5 a 10 milímetros, con máximos de 20 en la zona norte.

Como la humedad del suelo en estos momentos para el distrito central y departamentos de Valle y Choluteca es del 100%, y en el occidente del país ronda del 75% al 95%, es muy probable que el suelo alcance la saturación y se puedan activar zonas de deslizamientos.

Cuide su vida

Copeco a través del Sistema de Alerta Temprana llamó a las alcaldías y sus Comités de Emergencia Local a mantener activos los protocolos de alerta amarilla en los que se sugiere identificar posibles albergues y realizar evacuaciones preventivas en sitios de alto riesgo con el fin de salvar vidas.

La Secretaría de Salud por medio de sus centros de salud en cada región, solicitó continuar la coordinación con las alcaldías y Copeco para la instalación de áreas de triaje en los albergues que deben ser habilitados con medidas de bioseguridad ante la emergencia.

Foto: La Prensa

Imagen ilustra torrenciales lluvias suscitadas en las últimas horas en el sur del país.
En estos sitios las alcaldías con el apoyo del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo (Sinager) deben garantizar a las familias albergadas espacios donde puedan tener vigilancia médica, sitios para el lavado frecuente de manos con agua y jabón, así como disponibilidad de mascarillas o tapa bocas si carecen de ellas.

Lea: Cuatro muertos dejan secuelas de tormenta Amanda en Honduras

Las autoridades pidieron a la población no realizar acciones temerarias que pongan en riesgo su vida y la de sus familias, evitar el cruce de vados, ríos o quebradas que estén crecidos ya que la corriente puede arrastrarle fácilmente aún si se conduce a bordo de un vehículo.

Es imperativo que se realice la limpieza de canales, cunetas y tragantes obstruidos por maleza o basura para permitir el libre paso del agua y disminuir los riesgos de inundaciones.

De igual forma, se pide asegurar láminas de techos, vallas publicitarias y cualquier objeto que pueda desprenderse por los vientos fuertes y causar daños a la vida. Además, se solicita a los hondureños que hagan una inspección de su entorno para identificar grietas o fisuras en el suelo o paredes de sus viviendas, ya que estas pueden advertir un posible deslizamiento, sobre todo en los departamentos del centro, sur y occidente que se mantiene con niveles altos de humedad del suelo.

Ante la presencia de tormentas con actividad eléctrica se aconseja buscar refugio inmediato, evitar campos abiertos, desconectar aparatos eléctricos y no usar el celular, así como otros aparatos electrónicos.

A las Capitanías de Puerto se les solicita mantener vigente la restricción de salida de embarcaciones de pequeño calado en ambas costas para evitar la pérdida de vidas humanas.