TEGUCIGALPA.

Durante los próximos cinco meses no habrá cambios en la distribución del vital líquido, por lo que los capitalinos recibirán agua una vez por semana.

Así lo indicó el gerente de la División Metropolitana del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Sanaa), Carlos Hernández.

“Con el agua que quedó en los embalses es con lo que se planifica para los próximos cinco meses que no va a llover”, dijo Hernández.

También explicó que no puede ser mayor de un día el horario de distribución porque si dan más, las represas no tendrán agua para abril, y esa es la única forma de que se tenga agua hasta mayo del próximo año. “Se puede empeorar la situación en verano, pero no se sabe todavía”, subrayó el gerente Hernández.

Se acabaron

“Lluvias intensas ya no tenemos, lo que hay son leves lloviznas por las noches”, informó el organizador de la región del Distrito Central de Copeco, Roger Aguirre.

Ante esta información se le consultó a Aguirre si hay probabilidades de que los niveles de la represa aumenten con las lluvias leves. “Hay probabilidades, porque si llueve por la zona de Lepaterique posiblemente se rescate un poco de agua para la represa La Concepción, porque es la que más preocupa por el bajo nivel de agua que alcanzó”, manifestó Aguirre. Explicó que en la represa Los Laureles son mínimas las probabilidades para que continúe abasteciéndose, pero que no es tanto el problema, ya que está en su nivel máximo. Aguirre informó que las lluvias leves que se registren en la capital no serán de gran cantidad, pues pueden ser de cinco a diez milímetros de intensidad.

Niveles

La Concepción tiene un porcentaje de 48% y abastece al 50% de los abonados de la capital. Los Laureles está en su nivel máximo, es decir, que tiene un 100% y abastece al 30% de los capitalinos.