25/05/2022
10:21 AM

Más noticias

En el abandono guardería y kínder en el centro de La Lima

Las paredes no están destruidas, pero requieren apoyo del Gobierno para la limpieza, pintura, reparación de techos, puertas y servicios de agua y alcantarillado.

LA LIMA

Las cunas que servían a decenas de recién nacidos en la guardería ubicada en el centro de La Lima aún tienen pegado el lodo que dejaron las inundaciones de Eta y Iota, pues la institución, que depende de la Secretaría de Educación, está en el abandono.

El Centro de Cuidado Infantil número 5 está ubicado exactamente a una cuadra del parque de La Lima y fue uno de los primeros lugares en inundarse en noviembre de 2020.

Pese a que ha pasado más de un año, en la céntrica guardería los daños parecen recientes, pues ni el lodo de salas que servían de dormitorios han podido sacar por falta de agua.

La misma guardería funcionaba como kínder, al que asistían alrededor de 70 niños, por lo que muchos no han recibido sus clases.

“Los niños de salas cunas y maternal eran dejados por sus padres desde la mañana y estaban a cuidado nuestro”, manifestó la directora Gladys Aguilera.

Experto

Gladys Aguilera, directora del centro de cuidados.

“Atendíamos a niños desde los 6 meses hasta los 6 años mientras sus madres trabajaban”.

En el abandono guardería y kínder en el centro de La Lima

Indicó que eran ocho empleados y seis prestados por la municipalidad para el cuidado de los menores.

Ahora solo han quedado algunos de los maestros pagados por la Secretaría de Educación atendiendo clases en línea para preescolar.

La guardería fue fundada por la Tela Railroad Company en el siglo pasado y luego dejada en manos del Gobierno Central para su funcionamiento.

Auxilio

Con el anuncio del regreso a clases del ministro de Educación, Daniel Esponda, el 18 de abril, poco a poco el personal que ha quedado hace labores de limpieza; pero se les ha dificultado porque no les llega agua y creen que el problema es en la tubería.

Tampoco pueden permanecer en el centro educativo porque los servicios sanitarios están colapsados por el lodo seco.

Las instalaciones del Centro de Cuidado Infantil sufrieron daños en parte de los techos, ventanas, puertas , paredes y perdieron la totalidad del mobiliario.

Ahora, el personal de la guardería y kínder solo pide ayuda para comenzar las reparaciones del centro, que sirve a muchas madres que salen a trabajar y no tienen a alguien que les cuide a sus niños desde 6 meses de nacidos a 6 años.

“Las paredes no están destruidas, lo que necesitamos es limpieza, pintura y mobiliario”, dijo la subdirectora Nora Rosales.También solicitan a los limeños solidarizarse con la institución educativa.