Más noticias

Abandona el barco otro hombre de Mel

El ministro de Finanzas, Hugo Noé Pino, no soportó que el presidente Manuel Zelaya lo increpara públicamente en una reunión con la dirigencia magisterial. Anoche, la Casa Presidencial oficializó la salida de Pino de Finanzas y su traslado a Washington para ser el representante de Centroamérica y Belice ante el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, cargo que venía desempeñando el ex ministro de la Presidencia del gobierno de Ricardo Maduro, Luis Cosenza.

El ministro de Finanzas, Hugo Noé Pino, no soportó que el presidente Manuel Zelaya lo increpara públicamente en una reunión con la dirigencia magisterial.

Anoche, la Casa Presidencial oficializó la salida de Pino de Finanzas y su traslado a Washington para ser el representante de Centroamérica y Belice ante el Banco Interamericano de Desarrollo, BID, cargo que venía desempeñando el ex ministro de la Presidencia del gobierno de Ricardo Maduro, Luis Cosenza.

La salida intempestiva de Noé Pino, ex director de la campaña política y uno de los pilares del gabinete económico, causó sorpresa porque es uno de los hombres en los cuales descansaba la política financiera del gobierno.

Pino será sustituido a partir del 1 de julio por la viceministra Rebeca Santos.

También se anunció que el ex diputado liberal Mario Ramón López será viceministro de Agricultura y Ganadería.

BID

Un escueto comunicado de prensa, leído anoche por el secretario privado presidencial, Raúl Valladares, dice que “considerando la prioridad que tiene para nuestro país el proceso de negociación de la deuda” se ha “decidido nombrar en el cargo de representante de Honduras ante el Banco Interamericano de Desarrollo al doctor Hugo Noé Pino”.

“Se adopta esta decisión porque está en juego la condonación a Honduras por parte del BID de una deuda por 1,400 millones de dólares, aún no hay consenso y el país necesita un representante calificado y de alto perfil que reúna cualidades de diplomático y de hábil negociador financiero”, agrega.

Fuentes consultadas coincidieron en señalar que el intercambio fuerte de palabras que tuvieron el presidente Zelaya con Pino durante la cita con los dirigentes magisteriales la noche del martes anterior fue la causa de la renuncia del funcionario.

Durante ese encuentro, al final del cual los maestros salieron molestos porque el Gobierno no les garantizó cumplir con el Estatuto del Docente, el presidente Zelaya le dijo a Pino que “cómo es posible que usted diga que no hay fondos para cumplir con el Estatuto”.

Esto molestó al ministro de Finanzas quien, sin llegar al irrespeto, le contestó al mandatario que “yo no puedo engañar a los profesores..., no hay fondos para cumplirles”. Acto seguido, Pino abandonó la reunión.

Los dirigentes magisteriales salieron esa noche molestos y anunciaron medidas de presión la próxima semana, pero ninguno se refirió al altercado que tuvo el gobernante con quien ha sido uno de sus más cercanos colaboradores.

Informe

Fuentes cercanas a Noé Pino que Casa Presidencial le solicitó una actualización del estudio que establece que el Gobierno no está en condiciones de cumplir con las demandas salariales del Estatuto del Docente, a fin de que el presidente Zelaya pueda hacerles una oferta a la dirigencia magisterial con la cual piensa reunirse este día.

El ministro de Finanzas había reiterado que el país carece de los recursos para seguir concediéndoles a los maestros mayores beneficios económicos, lo que molestó a los funcionarios de Casa Presidencial, que destacan que el presidente Zelaya desea ofrecer mayores beneficios y evitar los movimientos huelguísticos.

Ante esta situación, se habría dado un ultimátum a Noé Pino a fin que se pusiera al lado del presidente o seguía consignas de los organismos financieros internacionales.

El todavía ministro venía resistiendo las tentaciones de Casa Presidencial de utilizar los recursos de la condonación de la deuda externa, estimada en unos 3,000 millones de lempiras, para satisfacer a los maestros, pero Noé Pino le recordó al presidente Zelaya que el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y los países donantes se oponen a dicho procedimiento.

Asimismo, se opone a seguir sacrificando varios proyectos y secretarías para desviar recursos y destinarlos a los maestros.

Según estos informes, otro punto de fricción entre Noé Pino y el presidente Zelaya son los constantes subsidios que se conceden a diversos sectores, así como para sostener artificialmente el precio interno de los carburantes.

Pino negó que detrás de su salida de Finanzas se haya presentado una discrepancia con el presidente de la República y subrayó que se trata de versiones especulativas.

Esta versión es contradictoria con la que sostienen dirigentes magisteriales pues éstas aducen que en la reunión del martes pasado, Noé Pino le dijo al mandatario que no habían recursos para atender las demandas magisteriales.

Reacción

El ministro prefirió anoche no revelar los verdaderos motivos que provocaron su intempestiva salida de la Secretaría de Finanzas.

Pino se limitó a decir que su designación como representante de Honduras ante el BID es una manifestación de la confianza que Zelaya Rosales tiene en su persona, ya que es primordial lograr que la condonación de la deuda por 1,400 millones de dólares se logre a la brevedad.

“Me siento muy honrado por la confianza del señor Presidente, en depositar en mi persona una misión tan difícil pero al mismo tiempo tan importante para Honduras, como es buscar la condonación de la deuda”, indicó.

Pino, hombre de extrema confianza de Zelaya, admitió que se han presentado inconvenientes en el proceso de negociación de la deuda con el organismo, por lo que se requiere de “experiencia, proyección... esta misión tan difícil que yo la recibo como una muestra de confianza”.

Los problemas

El funcionario aseguró que Zelaya está comprometido con un déficit fiscal bajo y con sostener la estabilidad macroeconómica, la que por cierto heredó de la administración Maduro.

A su juicio, los puntos más conflictivos que enfrenta el gobierno son tres: la crisis financiera de la Enee, la pérdida de recursos en Hondutel por la liberalización de las llamadas internacionales y el conflicto con los maestros.

Las causas de la salida de Hugo Noé

Indisciplina fiscal

Los organismos financieros internacionales han expresado su preocupación por la indisciplina fiscal y este punto también fue expresado por Noé Pino, sobre todo con lo relacionado a los maestros.

El conflicto con los maestros

La gota que rebalsó el vaso fue hace dos días, cuando el presidente Manuel Zelaya Rosales increpó delante de la dirigencia magisterial al ministro de Finanzas. Pino se sintió herido por la forma en que lo trató el Presidente.

Subsidio a taxistas

Todo tiene que ver con la disciplina fiscal. Otro punto al que Pino expresó sus reservas tenía que ver con el subsidio a los taxistas, pero aquí los criterios de Finanzas no lograron imponerse. El mandatario insistió.

Negociación con el fmi

En la última visita del FMI quedó suspendida la cuarta revisión del programa por la debilidad de las finanzas de las empresas estatales, las reformas en el área de telecomunicaciones y la carencia de una política salarial.

Nueva ministra

Rebeca Santos es técnica en finanzas. En la administración Flores fue funcionaria de la Secretaría Técnica de Cooperación y del Fhis.

Actualmente se desempeña como viceministra de Ingresos. Desde el 1 de julio pasa a ser la ministra de Finanzas.

Dato

Hugo Noé Pino fue una pieza clave en la campaña presidencial, al grado que de precandidato presidencial pasó a ser el jefe de campaña de Zelaya Rosales.

En la contienda política fue blanco de cuestionamientos de los nacionalistas.