Más noticias

Ramón Sabillón revela que se fue "para evitar implantación de evidencias"

El exdirector de la Policía defendió a los policías Tigres que participaron en un operativo contra los Valle.

Ramón Sabillón, exdirector de la Policía Nacional de Honduras. Foto de archivo.
Ramón Sabillón, exdirector de la Policía Nacional de Honduras. Foto de archivo.

Tegucigalpa, Honduras

El comisionado Ramón Sabillón, exdirector de la Policía Nacional, reveló este martes las razones por las cuales abandonó Honduras y defendió el honor de los policías Tigres que fueron acusados de haber hurtado 1.3 millones de dólares durante un operativo contra el cartel de los Valle.

"Es una situación que está relativo a mi vida, la protección de mi vida y mi familia, también está relativo a la supuesta implantación de evidencias y, además, porque estoy en la evacuación de otras diligencias", dijo Sabillón.

"Los perseguidos somos los que aplicamos el poder persecutorio del Estado", agregó Sabillón quien participó hoy vía telefónica, desde un lugar no especificado, en el programa Frente a Frente de Televicentro que se transmite en Tegucigalpa por la cadena Televicentro.

El comisionado denunció que le querían implantar pruebas para meterlo a la cárcel y que esa misma práctica se les aplicó a los policías Tigres que recientemente salieron en libertad después de que se les acusara de hurtar más de un millón de dólares durante un operativo a los Valle Valle.

"No solo a mí (quisieron implantarme evidencias) sino a los muchachos también; ellos por un chisme de pasillo pasan a un juicio y estuvieron privados de libertad por más de un año", argumentó.

Sabillón felicitó a los abogados "por ese triunfo del Estado de Derecho".

Defendió a los policías Tigres que participaron en el operativo contra los Valle afirmando que él fue "el único funcionario a nivel del Estado que sabía de esas operaciones y esa fue la razón por la que influyó en mi destitución".

"Mi participación fue de monitoreo y establecer normas para que se produjese la captura de los imputados", dijo.

"En el hecho concreto de los Valle se manejó la operación debidamente, les di instrucciones de qué es lo que tenían que hacer, hubo silencio en las comunicaciones ya que teníamos que hablar codificado, con el apoyo de la DEA", apuntó.

Agregó que "la DEA en todo momento dio fe de la captura, de la identificación positiva de los imputados y también del dinero encontrado, que no era objeto de la misión, pero como se encontró, muy responsablemente tendría que hacer lo que el Código Procesal Penal dice".

"Cuando hicieron la inspección preliminar (del dinero) y que luego fue trasladado al cuartel de Casamata, ese es el sitio físico, a quien le entregaron eso fue a la fiscal Soraya Cálix con la participación de miembros de la Oabi", confesó.

"Llevaron sus maquinitas para contar los dólares y hasta ahí se supo el valor real", aseveró y concluyó que inculplar a los agentes fue parte de una orden para "mantenerlos privados de libertad".