Ruth Paz inaugura quirófano para cirugías de corazón

En el centro asistencial atenderá también a niños con problemas cardiacos.

El moderno quirofano fue inaugurado hoy y ya hay cirugías programadas.
El moderno quirofano fue inaugurado hoy y ya hay cirugías programadas.

San Pedro Sula, Honduras.

En el mundo, por cada mil nacimientos, entre ocho y diez presentan enfermedades del corazón; las cifras en Honduras no son menos alarmantes, ya que cada año al menos dos mil casos son registrados.

El 80% de los defectos cardiacos congénitos se hacen por medio de cirugías de corazón abierto. Hasta ahora, en el país, y específicamente en San Pedro Sula, este tipo de operaciones solo se han hecho con la ayuda de brigadas médicas.

Sin embargo, desde ahora las familias de los menores no deberán esperar la llegada de brigadas porque el hospital Ruth Paz cuenta con un quirófano, equipo especializado y personal altamente capacitado para practicar las complejas operaciones.

El proyecto, llamado “Corazones Pequeños”, que nació como un sueño entre los médicos Héctor Fonseca y Lory Córdoba, fue concebido gracias a una alianza entre las fundaciones Amigos de Bernabé y Ruth Paz, además de la colaboración de cuatro Clubes Rotarios del país y once de Estados Unidos. Entre todos los involucrados lograron un fondo para comprar el avanzado equipo, capacitar a médicos y enfermeras.

Nury Jananía, directora de la Fundación Amigos de Bernabé, dijo que gracias a los esfuerzos en conjunto ya se han hecho 10 operaciones en el Ruth Paz. Aunque no precisó la cifra, solo parte del equipo tuvo un costo de más de 100,000 dólares.

Personal capacitado

Una operación de corazón abierto en Estados Unidos cuesta alrededor de $150,000; en Guatemala entre $25,000 y $30,000; en Honduras no se conoce porque en hospitales públicos y privados no se han practicado cirugías de este tipo en niños. “Con el programa Corazones Pequeños ahora contamos con personal permanente que está capacitado para hacer estas cirugías y no tener que esperar que vengan estas brigadas cada año”, dijo Mary Ann Kafati, presidenta de la Fundación Ruth Paz.

Esta próxima semana serán beneficiados unos 50 menores con operaciones de corazón abierto por medio de una brigada médica que los operará en el Ruth Paz.

De los más de 63 tipos de enfermedades, las cardiopatías más frecuentes son la comunicación interventricular, la comunicación interauricular y el ductus arterioso persistente, entre otros. Víctor Paz, cirujano cardiovascular pediátrico, es el encargado de hacer las operaciones. Para ello se especializó en el exterior. “Un 35% de los niños con problemas de corazón deben ser operados antes del primer mes de vida; el 45% antes del año de vida y el resto después del primer año de vida”.

Paz detalló que por cada niño operado llegan cuatro casos más al Ruth Paz. “Hay un componente hereditario, pero no se ha logrado comprobar al 100% si hay una causa hereditaria”.

La Prensa