A las 3:00 am comenzaron filas para recibir vacuna de Pfizer

Los derechohabientes del Seguro Social también están siendo inoculados en la quinta campaña de vacunación con las dosis de AstraZeneca que recibieron el fin de semana.

A bordo de vehículos llegó la mayoría de capitalinos en busca de sus vacunas Pfizer y AstraZeneca, que comenzaron a ser aplicadas ayer en el país. Los distintos centros de vacunación habilitados en la capital estuvieron colmados de personas en edades comprendidas entre los 50 y 59 años y los priorizados, entre ellos, elementos de seguridad. Fotos Andro Rodríguez
A bordo de vehículos llegó la mayoría de capitalinos en busca de sus vacunas Pfizer y AstraZeneca, que comenzaron a ser aplicadas ayer en el país. Los distintos centros de vacunación habilitados en la capital estuvieron colmados de personas en edades comprendidas entre los 50 y 59 años y los priorizados, entre ellos, elementos de seguridad. Fotos Andro Rodríguez

TEGUCIGALPA

Arrancó oficialmente la quinta campaña de vacunación contra el covid-19, y miles de hondureños elegibles para esta nueva ronda de dosis madrugaron con el fin de recibir el anhelado fármaco que los comienza a proteger de la peste del siglo.

La necesidad de la ciudadanía por tener la ansiada inmunización les obligó a hacer extensas filas de vehículos, que alcanzaban hasta los cuatro kilómetros sobre varios tramos del anillo periférico en la capital.

Los primeros en llegar a los portones del Campo de Parada Marte y a los campus de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah) y de la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH) lo hicieron a eso de las 3:00 am del lunes, ya que sabían que la demanda de la vacuna sería grande.

En la paila de un vehículo y proveniente de la colonia Altos de El Paraíso, Flora Zelaya, de 71 años de edad, llegó hasta una de las estaciones de vacunación en el Campo de Parada Marte, a pesar del frío de la madrugada y de la inclemencia del sol después de las 9:00 am. “Estoy feliz porque ya me voy a vacunar, es necesario. Confío primero en Dios y después en la vacuna”, expresó con mucho optimismo.

Larga espera

A pesar de que el proceso de vacunación es muy expedito y por cada persona dura entre tres y cuatro minutos como máximo, la espera se tornó tediosa para muchos capitalinos. El procedimiento indica que el frasco del inoculante que contiene para seis dosis deberá mezclarse en 1.8 mililitros de un diluyente especial para después poder aplicar la vacuna.

Ocurrió de manera similar en los otros centros de vacunación en las ciudades del país que estaba previsto se realizara la primera inoculación con la vacuna de Pfizer.

La doctora Nidia Reyes, responsable de las estaciones de vacunación en el Campo de Parada Marte, señaló: “Las personas no están respetando el rango de edades. Estamos vacunando personas de 50 a 59 años de edad con una enfermedad de base”. Añadió: “Están viniendo muchas personas de 30 a 40 años, que no están programados para esta campaña de vacunación”.

Indicó que en el caso de que llegaran mayores de 65, con o sin morbilidades, se puede hacer la excepción de vacunarles debido a su condición y edad.

Reyes le recordó a la población que “hace un mes estuvimos aplicando la vacuna Sputnik V, les dimos cita para dentro de un mes, pero no pueden venir ahorita, sino que hasta en agosto; no vengan”. Al igual que con las otras vacunas anticovid-19, la segunda dosis de Pfizer será aplicada hasta dentro de tres meses, precisó la doctora Nidia Reyes. La quinta campaña de vacunación comenzó ayer y se prevé que finalice el 6 de julio, logrando inocular a alrededor de 500,000 personas, según Salud.

La Prensa